jueves, 22 de abril de 2010

Vallejo Nájera: La inferioridad mental de marxistas y mujeres














Parecía que había dos temas entrecruzados en el blog, yo con mi tema del catolicismo como arma política de represión e Isabel con su asunto del psiquiatra secuestrador...

Hoy he descubierto que no son dos asuntos totalmente ajenos el uno al otro. Resulta que Antonio Vallejo Nájera, el primer catedrático psiquiatría español, padre del famoso Vallejo Nájera que yo al menos conocí y abuelo de Alejandra practicó métodos nazis de represión. Como lo he leído en un autor muy de izquierdas he pensado que a lo mejor exageraba la represión franquista, que tal vez Vincenç Navarro en su obra estaba cargando las tintas.

Me pongo a investigar y efectivamente descubro un artículo de Wikipedia, sobre este pionero de la psiquiatría en nuestro país que te pone el vello de
punta:

http://es.wikipedia.org/wiki/Antonio_Vallejo-N%C3%A1jera


Rescato algunas perlas:

Como jefe de los servicios psiquiátricos militares de Franco se le encargó un estudio que demostrase la inferioridad mental de las personas de ideología marxista. Según Eduard Pons Prades Antonio Vallejo-Nájera "dirigió, en 1938, un estudio sobre los prisioneros de guerra republicanos, para determinar qué malformación llevaba al marxismo. O sea: iba en busca del gen rojo." Según Pons, en estos estudios Vallejo-Nájera afirma que las mujeres republicanas tenían muchos puntos de contacto con los niños y los animales y que cuando se rompen los frenos sociales son crueles por faltarle inhibiciones inteligentes y lógicas, además de tener sentimientos patológicos. Pons también afirma en su libro que Vallejo-Nájera pidió en otro de sus trabajos la creación del Cuerpo General de Inquisidores.

Para llevar a cabo el estudio, se utilizaron dos grupos: uno de prisioneros miembros de las Brigadas Internacionales y otro compuesto por 50 presas malagueñas. Algunas de las conclusiones del estudio realizado por Vallejo-Nájera son las siguientes:

"La idea de las íntimas relaciones entre marxismo e inferioridad mental ya la habíamos expuesto anteriormente en otros trabajos. La comprobación de nuestras hipótesis tiene enorme trascendencia político social, pues si militan en el marxismo de preferencia psicópatas antisociales, como es nuestra idea, la segregación de estos sujetos desde la infancia, podría liberar a la sociedad de plaga tan terrible".

La inferioridad mental de los partidarios de la igualdad social y política o desafectos: "La perversidad de los regímenes democráticos favorecedores del resentimiento promociona a los fracasados sociales con políticas públicas, a diferencia de lo que sucede con los regímenes aristocráticos donde sólo triunfan socialmente los mejores".

"El imbécil social incluye a esa multitud de seres incultos, torpes, sugestionables, carentes de espontaneidad e iniciativa, que contribuyen a formar parte de la masa gregaria de las gentes anónimas".
Además de argumentar las bases biológicas de las opciones políticas, sus textos contribuyeron a fomentar la idea de la inferioridad de las mujeres

“A la mujer se le atrofia la inteligencia como las alas a las mariposas de la isla de Kerguelen, ya que su misión en el mundo no es la de luchar en la vida, sino acunar la descendencia de quien tiene que luchar por ella.”
Otras de sus conclusiones son:

La raza es espíritu. España es espíritu. La Hispanidad es espíritu... Por eso hemos de impregnarnos de Hispanidad... para comprender nuestras esencias raciales y diferenciar nuestra raza de las extrañas. Este espíritu lo definía como "militarismo social, que quiere decir orden, disciplina, sacrificio personal, puntualidad en el servicio, porque la redoma militar encierra esencias puras de virtudes sociales, fortaleza corporal y espiritual". Y para mejorar la raza era necesaria "la militarización de la escuela, de la Universidad, del taller, del café, del teatro, de todos los ámbitos sociales".
Su purificación de la raza incluía el resurgimiento de la Santa Inquisición en contra de las personas que consideraba antipatrióticas, anticatólicas y antimilitares que corrompían la raza española. Afirmó que:

La parte del problema racial de España era que había demasiados Sanchos Panzas (físico redondeado, ventrudo, sensual y arribista), y pocos Don Quijotes (casto, austero, sobrio e idealista), personajes imbuidos en un militarismo, identificando la cultura militar como la máxima expresión de raza superior.

Ignoraba completamente que el nacionalcatolicismo patrio contó con sus apoyos científicos, que incluso hubo la traducción un tanto de todo a cien de la "raza española" a imagen de la "raza aria".... siempre me había parecido que el fasscismo español comparado con el alemán se quedaba en aficionado. Pero ya es un impacto saber que estos fueron los primeros pasos de la psiquiatría en nuestro país, al servicio de la depuración racista... De aquellos polvos estos lodos.

¿Te acuerdas Isabel que me pregunté una vez más sobre los orígenes de la especialidad psiquiatría en medicina? en nuestro país los orígenes se ven muy ligados a una ideología represiva.

También dice V. Navarro, que otro psiquiatra que nos suena tanto a los que seguimos la temática opus como la temática Rojas, Juan José López Ibor, consideraba que el prototipo hispano estaba genéticamente definido.

Me parece que tiene razón V. Navarro cuando asegura que se ha trivializado la crudeza de la dictadura franquista. Porque realmente no hubo ruptura sino cambio de imagen, "arreglillos". Para los que hemos tenido la mala pata de caer en las redes opus vía "vocación desde la eternidad", vía "psiquiatra".... esta transición de poco más o menos no tiene chiste ninguno.

Lo curioso del artículo de wikipedia es que la información está sacada de la GER, la enciclopedia Opus, que autorizó la incorporación de contenidos a la wiki hasta 2008, cuando revocaron la autorización. ¿Por qué? cuántos misterios además del de la trinidad en este país, cuántas cosas sin explicar y tapadas bien tapadas...

2 comentarios:

Isabel C dijo...

Creo que primero leí en algún sitio lo de "la Santísima Trinidad" y después pregunté a un profesional.

Me dijo que sí. Que en Madrid había tres psiquiatras que se conocían como "la Santísima Trinidad".

López Ibor (hay que aclarar que es el hijo del que citas en la entrada), Enrique Rojas y Coullaut (no tenía ni idea de quien era éste último, hasta que encontré a Fernando Sánchez intentando averiguar si el actual López Ibor era del Opus Dei o no) pero mira por donde en la pág. donde denuncian a Juan Coullaut-Valera Jauregui,

http://psiquiatrianet.wordpress.com/2009/11/05/el-instituto-r-coullat-arruina-mi-vida/

descubro esta comparecencia en una Comisión de Sanidad del Parlamento a instancia del Partido Popular, pero con el Psoe que critica por lo bajini sin investigar como puede ser la práctica de este hombre que cuanto menos da para pensar,

G: Los disparates del doctor Coullaut-Valera

http://www.elpais.com/articulo/sociedad/disparates/doctor/Coullaut-Varela/elpepisoc/20090712elpepisoc_3/Tes

No he leído que Coullaut sea del opus, pero Saturio me dijo que su prima, regentaba una cadena de perfumerías con su hermano y éste la empujó a Rojas (siempre es lo mismo). Con la medicación que Rojas le dio se puso muy mal y le dijo que lo dejaba. Enrique Rojas la envió a Coullaut que la terminó de rematar, según Saturio. Que terminó medio tonta y no pudo volver a trabajar.

Es imposible que una persona denuncie y sepa defenderse cuando está medio tonta. La familia... pero si es la familia quien la empujó a Rojas...

Con esto no quiero decir que Coullaut sea del Opus, no tengo ni idea. En la web donde escriben sus víctimas (o algunas de sus víctimas), dicen que pone sueros de composición desconocida, como Rojas.

Lo que sí me dijeron es que tanto López Ibor como Coullaut-Valera son muy católicos.

No creo que sea sinónimo de garantía, mira la Iglesia y sus abusadores de menores.

Coullat está en el comité científico de la fundación López Ibor y Enrique Rojas le envía pacientes que están decididos a dejarlo.
´
Parece que Coullaut también ha sido denunciado varias veces.

Gatopardo dijo...

Aquí cuento algo de lo que ha sido la psiquiatría oficial en España contra los rebeldes y "desviados" (recordemos que, cuando alguien se sale del Opus Dei, lo primero que se encuentra es una campaña tachándolo de homosexual):

http://gatopardo.blogia.com/2009/070501-dia-del-orgullo-gay.php

Tanto el padre de Enrique Rojas Montes, el catedrático de Psiquiatría de la Universidad de Granada Luis Rojas Ballesteros, como Vallejo-Nájera y López Ibor se consideraron discípulos y seguidores de la eugenesia que propugnaba la psiquiatría nazi, y la eliminación de desviaciones morales, como la rebeldía, el deseo sexual femenino fuera de los cauces de la procreación en el seno del matrimonio, tachado de vicioso y degenerado, mediante la lobotomía, los electrochoques, las inyecciones de aguarrás (recordemos que las benzodiazepinas actuales son derivados del petroleo) y los cócteles de neurolépticos que dejan al paciente en estado de estupefacción crónica al dañar permanentemente el cerebro.

Véase el libro "Orígenes y fundamentos de la psiquiatría en España", escrito por Víctor Aparicio Basauri.

Lo peor es que sus retoños continúan con los mismos métodos y los mismos principios.

Gracias por informar y no sucumbir al miedo.