RELIGION-FICCION

Ignoro lo del escándalo que se prepara en Roma.

Para completar sobre "Rouquiño."

Más explicaciones sobre otro hijo de un santo y un beato admirables y su destitución.
El destituido protegió a un cura que había sido condenado en USA a indemnizar a víctima de abusos sex.
Excomulgó a un laico que preguntó donde habían ido a parar 300.000 $ donados para parroquias y cuestionó operaciones inmobiliarias de inmuebles diocesanos.


Gracias al informante de estas dos noticias: otros 2 aspirantes a santo que supongo asistirían a la ceremonia del sábado, ¿Trillo y Cotino corruptos? no me lo creo. ¿Un supernume modelo y un agregado no menos modélico usando la política para su enriquecimiento personal? no es posible.
Seguro que el articulista yerra.

Y gracias también por esta segunda. Vaya vida aventurera y variada. Y de trepa donde va. Qué mal nos organizamos algunos.

Vida de don Silverio, novela ya. Bronceado marinero.
No pone que el sr. Jorge sea del Opus Dei. Muchos otros lo han dicho. Eso de la orden caballeresca parece un entretenimiento de horas sueltas.
Una persona del Opus Dei sólo se dirige con sacerdotes del Opus Dei. Los demás son malos pastores. Lo dice el founder. Es lo único que me escama del artículo sobre la trepidante vida de don Silverio. Almodóvar o uno de los más jóvenes, ya estáis tardando en hacer el guión.

En conclusión: por sus frutos los conoceréis, dijo uno. No dijo "por las opiniones de los obispos que asisten a ceremonias pías donde se canta de miedo en latín y hay un gran recogimiento".

Vidal, qué forma de ningunearnos. A mí y a todos los que pasamos por allí y no vemos diferencias entre esta y otras.

Me ha caído mal eso de que nadie lo dice, sí lo decimos, porque la padecimos, porque todos los requerimientos para serlo los cumplen con creces.
Toda la vida llevan girando al centro. Es lo clásico que se dice y ellos quieren que se diga.

Traigo una pseudo religión rica y poderosa. Cualquier parecido pura coincidencia.


RELIGION-FICCIÓN: LECCIONES DE LA “SCIENTOLOGY”

He reescrito a mi modo la historia de la cienciologia que Sloterdijk cuenta en el capítulo “El planeta de los seres ejercitantes” de su libro “Has de cambiar tu vida”.
 
No procede preguntar porqué. Sin más. No veo paralelismo ninguno. Pasatiempos  (lápiz en mano,  señalar coincidencias con un tick…)

Hubbard es el iniciador de la Iglesia de la Cienciología. ¿Cómo empezó todo? A finales de los años 40 tenemos crisis cultural y reveses personales del fundador. Sobre él operaban motivos “religioides” y de “cura de almas”, otros del psicoanálisis, filosofía de la vida, asesoría empresarial, psicagogía, dietética y psicología de la fitness. Hubbard tuvo el ingenio de reunir todas las demandas en un solo punto.

Como charlatán moderno con un remedio solucionaba todos los problemas. El producto que lanzó al mercado en 1950 se llamaba Dianetics, a primera vista un simple “limpiacristales” de la conciencia. El éxito de ventas demostró que muchos norteamericanos estaban dispuestos a creérselo. Con el trasfondo de la carrera militar USA-URSS, Dianoetics abría una vía alternativa de solución a todos los problemas del mundo.

Dianetics se deriva del griego, “ a través de la mente” El nuevo método de Hubbard se presentaba como “la cienca moderna” de la salud mental. Las soluciones que hasta entonces se había dado la humanidad acababan en problemas, pero Dianética era la claridad definitiva. Por ello se dispone de un nuevo criterio para diagnosticar las predisposiciones psicopatológicas: la indiferencia o animosidad frente a Dianética.

Hubbard y sus discípulos han batallado mucho contra la “psiquiatría convencional”. Presentía lo que los psiquiatras iban a decir de él.

En vez del consciente/inconsciente de Freud, Hubbard ofrece la diferencia espíritu analítico/ espíritu reactivo. En el primero está la solución, en el segundo los problemas. Hay que hacer trabajar al primero para vaciar el almacén de lo patológico. Se trata de aclararse. Mediante la rememoración los malos recuerdos son eliminados y disipadas las aberraciones que causan.

Hasta aquí tenemos más o menos una americanización del psicoanálisis. En realidad es un capítulo de otra corriente más amplia: la cultura de la computadora que desde mediados del siglo XX nos ha obligado a una revisión de la diferencia clásica “espíritu y cuerpo”. Muchos de los fenómenos hasta hoy atribuidos al espíritu los hacen las calculadoras. El mundo se redistribuye bajo la presión de la cibernética.

Hubbard forma parte de las turbulencias metafísicas producidas por la aparición del ordenador. Como autor de novelas de ciencia ficción tuvo un acceso temprano a las nuevas tecnologías. Hubbard novelista no ha cambiado de género al fundar su iglesia, lo ha ampliado. Dianoetics es psicología ficción. Escribió el libro sin consultar fuente científica ninguna, 500 páginas sacadas de su cabeza.

Siguiente etapa, ¿cómo se pasa de la psicología ficción a la religión ficción? El éxito de su libro “Dianetics. The modern Science of Mental Health” le convenció de que la ficción funcionaba. En la medida en que los médicos negaban a sus métodos mágicos toda efectividad y le acusaban de jugar con las esperanzas de los enfermos, lo estaban empujando hacia delante. Hacia la religión, terreno “indemandable”. Y desde el principio no era un secreto que el camuflaje eclesial de la nueva terapia era un camino para engañar al fisco.

A partir de 1954 empieza la religión “formal” de la Cienciología. Rodeó con un aparato sacro-técnico típico de las religiones el contenido de su libro estrella, luego los demás libros que escribió, los llamados libros de Hubbard, los discursos de Hubbard, las técnicas de asesoría de Hubbard…La base de todo sería un culto sin límites al fundador:

La celebración del maestro como el ser que despierta a la humanidad atraviesa, de extremo a extremo toda la esfera mediática de la Cienciología. Constituye uno de los sistemas de autoloa más compactos de la historia reciente del espíritu y en él son reciclados, como en una estación espacial, los datos propios de este singular sistema empresarial.

Sloterdijk no está lo suficientemente informado sobre sistemas de autoloa. Le informamos de que hay más de esos.

A esto se le añadió una aguda propaganda de la perentoriedad de la causa, una versión estratégica de lo apocalíptico: o la cienciología o el suicidio. Con ello quedaba garantizada la inmersión en el parque temático de Hubbard.
Luego se crearon más roles internos: auditores, registradores, oficiales de la ética, entidades múltiples de supervisión y control, seminarios, Business-center, clínicas y hasta universidades, donde conseguir grados académicos. Incluido doctor en teología.

En la comunicación interna se introdujo un lenguaje de “insider”. Dicho lenguaje amplia todo lo que se quiera el foso entre los in y los out.
Sistema de controles recíprocos vela por la estabilidad de la empresa.
Discreta vigilancia de sus miembros con vistas a la temprana detección del escepticismo, para apagar el fuego o proceder a la expulsión.
La idea de base: con cada nuevo creyente en la Cienciología se gana un nuevo cliente.

¿Habría que remontarse al siglo XVI para observar una relación tan estrecha y elegante entre el negocio de la salvación y el pecuniario? Claro que no.


PARTE 2
La gran virtualidad de Hubbard es que con su invento ha suministrado un esclarecimiento de las condiciones generales que rigen la creación de una religión.
Hace una parodia del principio jerárquico, las almas o thetanes se escalonan en 8 grados, del pensamiento místico, donde el alma (thetan) reconocería a Dios en su principio más interno. Las psiques quebradizas necesitan un trasplante de thetan de primera clase.
El trato dispensado a los disidentes es una parodia de la condena clásica a los apóstatas, los cienciólogos molestan al ex –thetan. Incluido el terror psicológico.

Si en la antigüedad el pueblo estaba ganado para una religión una vez que el rey se bautizaba (pensemos en los bautismos de Clodoveo, el rey de Kiev, Recaredo…), la traducción actual es que hay que ganarse a las “celebrities”.

Hubbard ha creado con todas esas técnicas y en pocos años un Las Vegas espiritual.
Tampoco es el único tampoco en crear “resorts” o “parques tematicos” espirituales.
Ha traído la entidad iglesia a una era donde es producible mediante la técnica. Ha creado malestar por todas las imitaciones que ponen en evidencia a las antiguas religiones, de ahí que en general los jefes religiosos de siempre prefieran menospreciarlo.

Pero la Oficina federal para la protección de la Constitución en Alemania se ha ocupado de la Cienciología. También el FBI. Las sospechas vienen porque tras las “formalidades religiosas” pone en escena “un contenido ajeno” a la religión.

El Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo dicto en abril de 2007 una sentencia que concierne a la Cienciología . Actividades económicas no siempre serias e incluso manifiestamente criminales no han impedido que este tribunal le haya reconocido el derecho a aparecer como una comunidad religiosa.
Sloterdijk opina que con el veredicto los de Estrasburgo retratan su analfabetismo en cuestiones religiosas. La sentencia se limita a constatar el derecho inalienable de cada uno a confesarse partidario de la ficción que prefiera, pero no dice nada sobre la cualidad religiosa de la empresa. Los jueces toman al pie de la letra la aspiración de la cienciología a realizar fines espirituales, religiosos y humanitarios. Es una sentencia que manifiesta al tribunal sobre sí mismo, al no considerarse capaz de emitir juicio alguno en cuestiones paródicas. Con una  lógica parecida, los empleados de seguridad del aeropuerto se atienen a lo que dice el bromista, “tengo una bomba en el equipaje” y le niegan el acceso a la zona de embarque, pues los controladores de seguridad no pueden entender una expresión de una forma distinta a la literal.

Basta la afirmación que una empresa hace de que ella es una religión para serlo, según el Alto Tribunal. No se les ocurre que Jesús no hubiera podido ser admitido por ellos como fundador de una religión pues no conocía la palabra "religión".
Tampoco disponía de los Derechos Humanos y menos del Derecho al ejercicio libre de una ilusión.
Los jueces han tratado de buena fe, a no ser que haya un cienciólogo oculto entre ellos, de administrar justicia, mientras que Hubbard fundó su iglesia sobre muchas ironías.

Los abogados de la Cienciología llevan décadas trabajando para transformar el sistema jurídico de los países que los acogen en el escenario de una jurisdicción-ficción. Sin la propensión de los abogados americanos a las acciones legales, la cienciología hacía tiempo que habría desaparecido. El papel de los juristas es esencial…

¿Ser o no ser religión? El caso de la cienciología muestra que no hay propiamente religión, sino conjunto de procedimientos antropotécnicos. Lo mismo se podría decir de la “cultura”. Religión de puertas adentro es la contraseña para abrir las zonas más flexibles y amenazadas de explotación de la psique. Hacia fuera es la insignia que se muestra al entrar en un mundo de apariencias respetables. Hace el efecto de pseudotrascendencia que es posible cuando los orígenes del invento se cubren con un “velo de ignorancia” y son recibidos por la clientela como una herencia de venerable antigüedad.

Asociación, rígida organización donde se ejercita algo ilusorio y en la que los miembros se impregnan cada vez más de los conceptos del medio.
Instrucciones de training para la explotación de todas las posibilidades en lucha por la supervivencia trascendente.
Y a la cabeza un Business trainer decidido a todo, de extraordinaria movilidad que hace creer a sus retoños con qué técnicas se sobrevive en la lucha de los egoísmos.

La gente inteligente puede formar parte de esto siempre que ponga entre paréntesis sus dudas.

"La derogación de la incredulidad", Coleridge dixit, es la contribución de los creyentes a la supervivencia de cualquier constructor sospechoso.
Un Todo perverso puede hacer suya la integridad relativa de sus partes sin corromperla totalmente.

Finalmente, Hubbard según confesión de su propio hijo, desde muy temprano se vio fascinado por la personalidad del ocultista británico Crowley, que pasó toda su vida dedicado a experimentos malvados y consumo de drogas, reivindicando ser Satanás. Hubbard aprendió en la organización Ordo Templi Orietalis la magia negra, que la voluntad lo es todo y que todo le está permitido. De esa escuela sacó sus iluminaciones secretas. Quien quiera convertirse en Dios podría convertirse en él al cabo de unas sesiones. Cuando Crowley murió Hubbard creyó que estaba destinado a ocupar su puesto.

Según su hijo, a mediados de los 60, el fundador de la Cienciología era un pingajo psíquico y corporal, víctima de las propias ficciones, y de su adicción a las drogas y a los medicamentos. Por ello se ocultó de sus fans en un lujoso yate y dirigía dese altamar. Durante sus últmos años se sintió atrapado de la trampa que él mismo había creado, perdido, atormentado por la hipocondría y ataques de cólera, deseando aniquilar a los críticos de su Obra. No quería que le vieran sus adeptos para que no se dieran cuenta de hasta donde puede llegar uno con sus propios métodos.

Comentarios

Noelia Casanova ha dicho que…
eldiario.es, 28/09/2014
"La apropiación de la Mezquita es un pelotazo urbanístico de los más escandalosos de la Historia de España"
El reconocido teólogo Juan José Tamayo cree que la Mezquita-Catedral de Córdoba debe ser un bien público y propone desacralizarla como Santa Sofía de Estambul

Entradas populares de este blog

LISTAS ATRASADAS DE MIEMBROS Y SIMPATIZANTES DEL OPUS Dei

SEXO EN EL OPUS DEI, TEORÍA Y PRÁCTICA

Rostros conocidos en el parlamento