miércoles, 17 de junio de 2015

ILUSTRISIMOS CALLADOS

Gracias por la info sobre de Guindos, vaya puntazo. ¿Por qué, al fin, no se habrán salido con la suya en este caso?
He observado que fuera de España se describe al Opus bastante mejor que dentro. Dentro es que ni se menciona y si se menciona el mencionante parece que está bebido o "fumado" por las sandeces que hay que escuchar. La propaganda opus ha calado hondo en todos los sectores e ideologías. Necesitamos una dieta desintoxicante. Recientemente la misma periodista que le hace la "interviú" a Esquivias, "que si la laboriosidad de la gente  del Opus"...pobre, no ha pasado de la sala de visitas.

El autor de "Their Kingdom come", y algunos periodistas y escritores franceses, nos ven desde fuera, saben de qué pie cojea históricamente nuestro país. Y como somos vecinos y nos llevamos mal, no nos idealizan tanto como suelen hacer los alemanes. Lo sueltan sin empacho, l'Espagne el país de la Inquisición, Franco y toda la pesca.

¿Los van calando ya por las altas instancias internacionales?, tengo esa ilusión.

En cuanto al de la "ayuda espiritual al que se va", ¿será un aop el que nos escribe?

No pagar a la gente durante años de trabajo se llama esclavitud. Lo que Opus hace con todas las huestes numerariles en los llamados "trabajos internos" es simple y llanamente esclavitud. Si se hace un trabajo, "digno es el obrero de su salario". Lo dice la Biblia y es de cajón.

Es indigno de cualquier empresa sea natural o "sobrenatural", tener personas haciendo, informes, charlas, círculos, meditaciones, comidas, limpieza, dirigiendo, SIN SUELDO declarado a la seguridad social y cotizante. Es un chantaje espiritual, laboral, moral, personal, religioso y todos los adjetivos que queramos ponerle. Es someter a la esclavitud a las personas, es robar la dignidad, aprovecharse de los años, la juventud, las energías, las dotes, la entrega, las ilusiones con las que tantos jóvenes entran. Además de hipotecar tu presente estás hipotecando tu futuro. Con 16 años, cuando te pescan, nadie está puesto en legislación laboral, y lo último de lo que te puedes acordar es de que llegará el día de la jubilación. La enfermedad, quizás, la necesidad. Es jugar sucio, muy sucio con las personas.

El remate de tanta indignidad opusina es que esté protegida por la judicatura española a su servicio. Para tirarse de los pelos. Y para que no te quede ni un pelo en la cabeza es que nos quedemos cruzados de brazos dando por santa y bendita la situación.

Aparte de la trampa de la vocación, está toda esta parte que reclama Esquivias. Y que si no la reclama Esquivias la tendrían que reclamar y podrían reclamarla cien mil como él.

Por ahí empezó el movimiento de los Derechos Humanos en el siglo XVIII, por declarar que todos los hombres nacen libres e iguales, eso conllevó el fin de la esclavitud en las colonias francesas. No se podían tener esclavos, es indigno de cualquier ser humano ser esclavo de otro. Ya no hay siervos. En todas los países civilizados es así. No puede ser que se consienta esta situación. Y parece que aquí todo el mundo tan contento con que siga habiendo esclavos y esclavas al servicio del opus, por la comida, el techo y "un lugar en el mundo", incluso de director. Eso es denunciable.

Es denunciable en otro país donde no sea el propio Opus el que está manejando la justicia y la legislación. Pero no estaría nada mal que diéramos un paso de gigante en este país y empezáramos por llegar a 1791, denunciando la esclavitud y liberando esclavos. En vez de conformarnos con la dura lex del imperio romano. Sí también la ley era dura para los esclavos, Afortunadamente no nacimos ni con Calígula ni en la Edad Media. Por lo que tiene sentido levantar este silencio cobarde y señalar a tanto tonto útil que habla de lo que no sabe.
Las prácticas laborales opusinas son de juzgado de guardia o de tribunal de Estrasburgo. Y para llegar tan lejos hay que empezar dando pequeños pasos. Como las semillas del higo que le enseñó el sabio hindú al discípulo. La realidad del mundo, su más profunda verdad es la pequeña semilla

 



Chandogya Upanisad 6, 12, 2-3

Recuerdo para otro ilustrísimo callado, callado con avaricia, tenía "donde acogerse", tanto familiar, patrimonial y profesionalmente, Paniker. Bien que se calló lo que había vivido. Paniker, ejerciendo de autoridad espiritual mundial. Qué dura cara tiene la gente. Dando ejemplo y hablando de lo bella que es la India y su espiritualidad, mientras te callas lo principal y dejas que la trampa siga funcionando detrás de tí. Tiene delito. No estamos en el mundo para ser aspirantes a Premio Nobel. Vaya con el sabio catalanohindú. Tan numerario como yo y de los primeros.

Toda esta ola indignante me lleva a recordar el caso de Kaiser al que amedrentaron. ¿Le pudo la ingenuidad? Ex numerario trabajador de Hacienda o similar que quiso ayudar a numeraria auxiliar y le cayó la más grande. Salió escaldado, le amenazaron con echarlo de la Administración pública. En pocas y resumidas palabras lo que suelen hacer las organizaciones que buscan la santificación en medio del mundo y procuran la ayuda espiritual a todo el que las rodea.

El caso parecía una trampa.

Fue una lección. No se puede ayudar a una numeraria auxiliar que sigue viviendo en una casa Opus. Si ha salido hay que tentarse la ropa, no sabes donde te metes, pero una persona que no ha tenido el valor para irse con o sin maletas no ha dado el paso previo a que se pueda hacer algo por ella.

Y Kaiser se empleó para intentar conseguir derechos laborales para esa empleada, por poco le cuesta  su puesto y medio de vida. No era un rentista high classe.
Le obligaron a rectificar y desapareció de la faz de la web, no sabemos de él desde entonces.
En homenaje a Kaiser, un escrito gotita pequeña de agua en el limbo laboral opusino.

Otra gota de asistencia espiritual que la prelatura presta a los que se van, con ayuda de los tribunales españoles todo es posible.

Así las gasta el Opus Dei con los que se van.

Kaiser era un pez gordo entre los ex al que había que neutralizar, y lo consiguieron.
Como dices, lo mismo da que estén dentro o fuera, lo importante es seguir tirando de los hilos.

El tema del hermano del filósofo barcelonés ex numerario silencioso, jugando a destapar el caso Bárcenas gracias por la pista. Ya me parecía que tenía aire de bufón del rey o de saltimbanqui....



7 comentarios:

Anónimo dijo...

La derrota del Opus en el caso De Guindos no está confirmada. Hoy vuelven al ataque y dicen tener esperanzas, y que tienen el apoyo alemán, y que se retrasa la elección para julio. Todo esto muestra el enorme interés del Opus para conseguir este puesto. Otro aspecto es lo que nos va a costar. Confiesan que en el reparto de comisarías, a Cañete le dieron una de menor rango como trueque para intentar conseguir el puesto para De Guindos. Y la de cosas de los españoles que entregará el Opus para conseguir el puesto. Claro que lo venden como algo bueno para España. Es todo lo contrario, se trata de vender a España para que el Opus consiga el cargo, y desde ahí nos harán más daño aún. La maldad de De Guindos es de juzgado de guardia. En tres años ha endeudado España el triple que ZP, que ya es decir. Nos ha entrampado a todos para décadas y décadas. Y el tipo presumiendo. De todos modos hace movimientos extraños, como si en verdad quisiera quitarse de en medio. Hace pocos días fue él quien saboteó su candidatura al decir que después de las elecciones no sería ministro –caso de ganar el PP-, pues hasta ahora ese cargo sólo lo pueden tener quienes a la vez sean ministros. Le han debido hacer rectificar y ayer se postulaba de nuevo. El asunto cursa como un folletín. Habrá que ver en que queda. Es muy importante que el Opus no consiga esa plaza para el perverso De Guindos, el mayor destructor de la economía española de la historia, el que ha mandado al descarte a millones de personas. Un empleado de Fainé, La Caixa, del clan Morgan Stanley, los que mandan en España, grupo opusino constituido entre los antiguos directivos de Morgan Stanley, con el amigo de Fainé, el opusino Jorge Lucaya, en oscuras funciones directivas.

Me da la impresión que Sandro Magíster trabaja para el Opus, que sin duda le ha publicitado discretamente. Acaban de echar del Vaticano a Sandro Magíster, por juego sucio con la encíclica del Papa.

Lo que hace el Opus como institución es explotar a las personas que pertenecen a él. Les exprime como un limón, y luego les tira.

Supongo que para entender a Paniker, y a tantos otros, hay que tener en cuenta el miedo. Cuenta Paniker que después de que Escrivá le tuviera encarcelado en Roma, cuando le liberó y le echó se aseguró de que salía de Roma poniéndole un gorila, el catalán Jan Macía le llama Paniker. Me parece que es el mismo Joan Macía, profesor en el CEU, que está implicado como alto directivo en la enorme estafa de los sellos –Forum y Afinsa-. Parece que por ser del Opus se va a ir de rositas.

No hay que creer en la Opusticia. Es de lo que más controla el Opus, pues es la última instancia oficial en todo, y se han aplicado con denuedo a su control. Los medios del régimen extrañamente “denuncian” el partidismo en el Consejo General del Poder Judicial, siempre catalogan a unos como del PP y a otros como del PSOE. Esta autocrítica del régimen es falsa, se trata de encubrir que el CGPJ lo controla el Opus, ni son del PP ni del PSOE, son del Opus, sean o no miembros. En la época felipista con el opusino Andrés de la Oliva Santos hicieron una gran obra para controlar la justicia. Siguieron con Requero y otros. Ahora deben coparlo, con sus instrumentos de ganaderías ideológicas aparentemente contrarias.

No sé si en los muchos escritos de Kaiser hay alguno que resuma el caso, que no conocía. Qué sospechosa esa forzada rectificación “in genere”. Esa sentencia es aberrante, no existe el delito de calumnia general y vaporoso. Que diga que expresiones concretas son calumniosas. Y esa autoinculpación de plano, genérica, es lo único en lo que se basa la aberrante sentencia. Apesta, y la juez lo que debería es investigar como se ha conseguido esa autoinculpación, que todo apunta a que ha sido con métodos delictivos.

Anónimo dijo...

Mira Ana, el problema no estriba en que el Opus reconozca a Esquivias o a cualquier exmiembro sus derechos laborales. El Opus no está en condiciones de reconocer un derecho que no existe en la legislación laboral, que no reconoce para estos casos la existencia de relación laboral ( así lo ha sentenciado también el Tribunal Supremo para casos similares ). Probablemente, aunque existiera el derecho sería renuente a reconocerlo ( como en las cotizaciones de numerarias auxiliares o sacerdotes ). Te repito: ni siquiera el Opus, con todo su poder y demás, puede reconocer un derecho que no existe en la ley. No puede reconocer que existió una relación laboral cuando el Estatuto de los Trabajadores no califica a esto de relación laboral. Ni puede cotizar por ella, no puede ingresar las cotizaciones. Las cotizaciones indebidamente ingresadas se devuelven y no causan derechos.
El problema estriba en que el Estado obligue al Opus a cotizar por sus miembros, como, en su momento, hizo con el clero, con el que tampoco existe una relación laboral (el llamado régimen especial del clero: están asimilados desde el año 1977 a trabajadores del régimen general pero solo " a los efectos de la seguridad social").
No es ninguna utopia puesto que la propia Constitución afirma que "Los poderes públicos mantendrán un régimen público de Seguridad Social para todos los ciudadanos que garantice la asistencia y prestaciones sociales suficientes ante situaciones de necesidad, especialmente en caso de desempleo" ( artículo 41 ). La seguridad social es para todos los ciudadanos ( y no solo para los trabajadores ) y de ahí también que existan pensiones no contributivas.
La petición de Esquivias está errada, se dirige al Opus no al Estado, aunque sea necesaria para poner de manifiesto la situación existente. Sus derechos y los de los exmiembros actuales no se van a reconocer puesto que no existen. Pero sí cabe exigir del Estado la aprobación de una norma que obligue al Opus e instituciones parecidas a cotizar por sus miembros o la extensión a los mismos del régimen del clero.
No es de recibo efectivamente que exista una categoría especial de ciudadanos que desarrollan a tiempo completo un trabajo, aunque no sea una relación laboral, y que carezcan absolutamente de cualquier derecho garantizado por el Estado ante cualquier situación de necesidad. Y que si abandonan la institución se encuentren prácticamente en la indigencia. El Estado no puede tolerarlo, atenta contra los derechos humanos más elementales, contra la Constitución y contra los tratados internacionales suscritos por España.

Leonardo dijo...

Hola.

Yo cero que el opus dei decidió mezclarse con las estructuras vaticanas similares a la masonería. La foto de Alvaro del Portillo saliendo de ver al Juan XXIII se puede interpretar desde el punto de vista de la pertenencia a la masonería vaticana, es decir, con la mano derecha plegada al abdomen, gesto que conservó por mucho tiempo, aunque después era como si tomara un crucifijo.

De ahí la invulnerabilidad del opus dei. Es decir: tanto obedeció el señor Alvaro a su maestro que se hizo masón (por obediencia). Y de ahí todos los logros, hasta el de la santidad avalada por el mismo confesor.

Leonardo dijo...

Hola.

El señor Alvaro llegó a su primer cita vaticana vestido con su uniforme de gala de ingeniero, que son parecidos a los arquitectos, por aquello de la masonería.

Hay un vídeo de la salida del papa Francisco en donde el que le acompaña trae la mano plegada en el abdomen, también el papa, y luego el ayudante le retira la mano. Según algunos, al mostrar la mano se indica la pertenencia. Lo de la mano plegada es como Napoleón, Benito Juárez, etc.

El papa Francisco ventiló todo eso y dejó que se fotografiara la sala, la capilla, todo, lleno geometría. Yo creo que él está en contra de eso, o al menos, de los malos manejos de las mafias.

Carmen Charo dijo...

Anónimo, ¿Y cómo se exige al Estado paraque obligue al Opus Dei a cotiz<ar por su gente? ¿por donde empezamos?

Ç dijo...

Ilegalizándolo....?

Anónimo dijo...

Carmen Charo: te doy tres ideas para empezar, la primera es la más fácil y al alcance de Antonio y otros ex:
El derecho de petición existe en nuestro ordenamiento jurídico. Es el artículo 29 de la Constitución y consiste en eso, en dirigirse a los poderes públicos para darles a conocer un hecho o una situación y reclamar una intervención. Una petición dirigida al Gobierno para que regule la materia (Ley Orgánica 4/2001, de 12 de noviembre, reguladora del Derecho de Petición ). Al menos tendrán que acusar recibo y admitir o inadmitirla. Es muy simple: se solicita su regulación por su analogía con el supuesto del régimen especial del clero y al amparo del artículo 41 de la Constitución. Puede ser una petición individual o colectiva. Lo mismo que en change.org pero dirigida al Gobierno y con valor ante el ordenamiento jurídico. Se llama petición, precisamente porque no se fundamenta en derechos existentes.
Una queja ante el Defensor del Pueblo, por persona legitimada por inactividad de la Administración ante los incumplimientos de quienes tienen el derecho reconocido ( un sacerdote ) o de alguna numeraria auxiliar (Ley Orgánica 3/1981, de 6 de abril, del Defensor del Pueblo.
Una denuncia ante la Inspección de Trabajo ( también tendría que ser por persona con un interés legítimo ).
La movilización de la opinión pública, pero bien orientada.
De nada.