JESUITAS Y OPUS DEI

LA CLASE DE TROPA

Lástima no saber nombre y apellidos del donante difunto y del ex nume casado con otra ex nume que disfrutan de la pensión vitalicia por parte del Opus. Vaya scoop para la tropa de ingenuos que somo la verdadera "clase de tropa" dentro del Opus. La clase de tropa no tiene que ver con casados y célibes, no va por ahí la cosa.  "Estar enterado" y ser más listo que el que te está engañando
Comprobado por dos textimonios, Nikitasoy ex supernumeraria mejicana y Heraldo ex numerario mejicano.  Pena que el Opus Dei sabe perfectamente quién es el tal Heraldo y los demás nos quedemos a dos velas. La tropa ingenua.

El ex numerario con pensión vitalicia hace trabajos de "recuperación de ex en mal plan", lógico y normal, antepenúltimo párrafo. Petulante y santa pillería,  quedarse con el dinero ajeno, preparar la salida durante años, pasearse en BMW después de la numerariez...todo un libro del postulador que prepara el decreto de virtudes heroicas. Otro proceso de beatificación ya, calcado a su padre. Un muy buen hijo que cogió el hilo del padre.

Qué diferencia de situación económica de ese ex nume mejicano a la salida con Antonio Esquivias. Con todo lo director que fue, Esquivias formó parte a su manera de la "clase de tropa", la tropa de los "ingenuos creyentes en" ... algo que no sea el dinero.

Hay muchas cosas que explicar todavía sobre el Opus.
Evidentemente otro ex numerario español como Martínez Pujalte, que fue director de centro, no formó parte de la tropa opus de los "ingenuos creyentes".

Gracias por la alusión. Que los comentarios soeces, barriobajeros y arrabaleros no te arredren.

CESE DE HOSTILIDADES



Escrivá se sintió perseguido y escupidera de todo el mundo.
Un Quirógrafo papal en octubre del 64 sellaba el cese de las hostilidades con Opus.
Lo recuerdo enmarcado en algunas salitas de centros donde residí. Como recibimiento a las visitas que ponían el pie por vez primera en una casa del opus. Particularmente lo recuerdo en la salita de entrada del centro de estudios de la rue des Ecoles. Si la visita tenía que esperar le daba tiempo a interesarse por el quirógrafo y deshacer suspicacias. Qué bien trabajan la propaganda.
En esa carta el Papa decía que lo de la reforma del Estatuto, “mejor después del concilio”. Y apuntaba que harían bien en no hacer un apostolado tan secreto.
Pero el golpe fue cuando Pablo VI visitó en enero del 65 el centro ELIS, una “labor” opus en un barrio romano, residencia para jóvenes trabajadores, escuela hostelera femenina, parroquia. Fue un dato y día triunfal. Escrivá dijo a sus hijas que aunque le querían más a él que aplaudieran más al Papa.

Pero los aires de las cnc Vaticano no gustó nada. Se tomaron medidas para seguir diciendo la misa en latín en los centros, se seguían haciendo los altares como antiguamente hasta muchos años después del concilio, el cura dice la misa cara al sagrario dando la espalda al pueblo en todas las casas de numerarias, Salvo donde hay residentes no opus, entonces hay dos altares.
Y sólo en los 90 empezamos a leer las lecturas en misa las numerarias, en latín y en español.

INSPIRACION IGNACIANA

ESCRIVA chocó con los SJ desde el minuto 1, Primero porque en 1929 se ponía a confesar a ciertas Damas Apostólicas que eran grey de un jesuita.
Leía libros de jesuitas “Meditaciones espirituales” del P. Fco Garzón, lecturas típicas de seminario, de Luis de la Palma “Historia de la sagrada Pasión”, de donde saqueó para su libro Santo Rosario.
Las dichas Meditaciones, y su lectura, otro recuerdo de seminario años 20 para todos los centros de numerarias, en los que leíamos el libro del mismo nombre para hacer la oración de la mañana. Compuestas ad hoc, publicación interna por supuesto. No se pueden adquirir en librerías.
Luego ya le encargaron a un cura granadino que sacara unos libros parecidos para que las supers pudieran hacer la meditación en su casa. Ese libro sí se vendía en los establecimientos opus y asociados.

En 1940 dejó de confesarse con un jesuita que le dio mucho tormento según cuentan, y pasó a dirigirse con un obispo acérrimo franquista García Lahiguera

Se puede decir que en Camino abunda la inspiración guerrera medieval jesuítica. Del soldado Ignacio, caído en Pamplona, y convertido en soldado de Dios.
Monumento que ví innumerables veces de niña  y luego por residir en un piso cercano, fundamental en la vida de san Ignacio, imagen en la  que se condensa el espíritu del opus, o cierta parte militar, en común con los jesuitas. Paradójico que la “orden” fundada en el siglo XX sea medieval comparada con la fundada en el XVI.

 Cierto día tras un desengaño vital, no sé ni cómo me encontré delante de san Ignacio herido. Fue el primer golpe de los que me iban a venir, por poco caigo al suelo de dolor y decepción. San Ignacio recogido ante las murallas de Pamplona me inspiró. Después de tantos años de pasar por delante entendí el significado de san Ignacio caído.

 



Ejemplo de espíritu ignaciano Camino 931: “el genio militar de san Ignacio nos presenta el demonio que hace un llamamiento de innumerables diablos y los esparce por estados, provincias, ciudades y lugares…”
Más que el genio militar de san Ignacio yo hubiera dicho “lo que quedaba de reconquistador medieval español en san Ignacio…” Es cierto que hay muchas alusiones a los Franciscos jesuitas, Javier y  Borja. Todo ello prueba de vivir en el siglo XVI, casa con la España sin problema de Calvo Serer, y la vuelta a las glorias patrias del imperio español.

TORELLÓ fue un cura numerario afincado en Austria, escritor promocionado, con cierto predicamento durante una temporada hasta que cayó en desgracia según dijeron en OL. En el 65 en uno de sus libros editados por Rialp, arremetía contra la obediencia jesuítica que “jamás podrá dar lugar a una espiritualidad auténticamente laical”, “espíritu de cuerpo”, “instrumentalización de los valores temporales”. En realidad Arrupe, superior de los SJ reconocía que los tiempos habían cambiado y la obediencia no se podía solucionar volviendo a las antiguas fórmulas, en abierto contraste a los modos dictatoriales del búnker opus, donde si bien se mira, no puede haber personalidades destacadas.

Dos estudiantes jesuitas fueron expulsados de la universidad de Navarra en 1964 por hacer notar que la Santa Sede había amonestado secretamente al Opus Dei para que escogiese ser IS o dedicarse a los negocios.

URTEAGA otro cura numerario escritor con su época de fama dentro del opus, se peleó con el jefe SJ de Madrid porque éste no le quería entregar una copia de los estatutos del OD que poseía

Como resumen de este post concluiré que el espíritu ignaciano en su vertiente militar, es el aspecto que más y mejor refleja opus. 

"Espíritu guerrero" separado de otros aspectos de la espiritualidad ignaciana, da un resultado es caricaturesco sin duda. Ya que no lo dicen ellos, son gente muy educada, lo tendré que decir yo. Qué lata.

Empezando por el asunto del Estado mayor de Cristo y la clase de tropa.  "El Estado mayor de Cristo"...con el tiempo van a tener que borrar ese punto para que nadie se acuerde de él....

Comentarios

redhead ha dicho que…
Anamari, formaste parte del opus dei porque se necesita, para explosionar una masa crítica de personas. El uranio, hasta que alcanza su masa crítica, es blanco amarillo, blando y pulverulento, manejable, de ahí que el paso por el opus dei te puede haber sido similar a ser queso fundido.
Ana A ha dicho que…
Soy Ana, gracias.

Entradas populares de este blog

LISTAS ATRASADAS DE MIEMBROS Y SIMPATIZANTES DEL OPUS Dei

SEXO EN EL OPUS DEI, TEORÍA Y PRÁCTICA

Rostros conocidos en el parlamento