domingo, 18 de octubre de 2015

MONTEJURRA 76



La vida del dirigente etarra Txomin Itúrbide merecería conocerse a fondo. Me extraña que nadie de su familia haya hecho acopio de periódicos y documentación, ¿no hay biografía escrita sobre él?
Da la impresión, si son ciertas las conexiones con las cloacas del estado, de que fue un líder de ETA reclutado que salió por peteneras. Me interesa por la abundancia de intentos fallidos de cargárselo. 



En otras ocasiones he escritode pasada sobre Montejurra 76, asunto político que recuerdo como el primero de mi vida consciente. Sobre él pregunté a mis mayores, pues en años sucesivos aparecían los soportales de la plaza del Castillo y de la Diputación decorados con los pasquines en memoria de aquel 9 de mayo.
 

En 1976 en la pizzeria El appuntamento sita en la Gran Vía, lugar de reunión de todos los extremistas derechistas italianos se juntaron unos cuanto para trasladarse a Francia con el fin de realizar acciones contra ETA: Enzo, Calzona, Augusto Cauchi y dos españoles apodados Sargento York y Lillo supuestamente relacionados con la policía, por lo que aplicando los conocimientos recientemente adquiridos no sabemos quiénes son. Igualmente sospechoso es la redacción del párrafo, ¿de quién fue la idea de ir a Francia a la caza del etarra? Enzo dijo que era un encargo del gobierno español a cambio de estar legalizados en España.
En Bayona localizaron a Tomás Pérez Revilla. Villar Gurruchaga y otros. Fracasaron en los primeros explosivos que intentaron ponerles.
La siguiente intentona, 21 de marzo de 1976 salió bien y ametrallaron en San Juan de Luz desde un coche a PR y a su mujer. Tras la acción que se saldó con heridas graves para la mujer, Calzona dijo a la policía que recibió la orden de trasladarse a Montejurra por si les necesitaban.

La Hermandad Canónica Penitencial había solicitado como cada año el permiso para decir una misa en la cumbre de ese monte, tras peregrinar rezando el Vía Crucis.
Era un acto que se había convertido en político con las perspectiva abiertas tras la muerte del dictador. Carlos Hugo, el pretendiente carlista, explicaba en una revista francesa en otoño de 1975 su transformación socialista y autogestionaria. Carlos Hugo era un ciudadano francés residente en EEUU y profesor.
 Hicieron de su propio hermano Sixto su competidor. Sólo se sabía de él que en los 60 fue legionario.

¿Quién descubrió esta manera de reventar el carlismo?

Como apoyo a Sixto, en su afán por recristianizar Montejurra, fueron enviados ultraderechistas españoles, italianos y argentinos, que cobraron dietas por desplazamiento y en cuyos historiales no se acreditaba relación alguna con el carlismo.
Fuerza Nueva, los Ex combatientes de Girón de Velasco adquirieron protagonismo en Montejurra 76.
Jose María de Zabala, secretario del partido carlista dice:
“La operación inspirada por los santones tradicionalistas del régimen se planifica con antelación desde el ministerio de gobernación y es llevada a cabo con la cobertura de la Dir. Gral. De la Guardia civil y el Gobierno Civil de Navarra. Mientras que el ministerio del Movimiento es responsable de la movilización a través de sus delegaciones locales que, con la aportación de cuantiosos medios, trasladan al pie del Montejurra a un numeroso contingente de falangistas y tradicionalistas engañados y desconcertados.”
Ferrán Lucas, herido en Montejurra 76

A través del gobernador civil de Navarra, la Unión Nacional Española reservó para Sixto y guardaespaldas 20 habitaciones en el hostal Irache. Mientras el diario El pensamiento navarro alquilaba dos autobuses y distribuía brazaletes en los que ponía “rey Sixto” y “Requeté Seguridad”. Las fuentes de financiación de Sixto serían Lucas y Antonio Maria de Oriol y Urquijo, presidente del Consejo de Estado.
José Arturo Márquez de Prado secretario de Sixto dijo:

“Un miembro del gobierno de Arias (¿quién?) me dijo: hay posibilidad de sacar dinero para ir a Montejurra. Yo le dije que gracias, que siempre habíamos ido por nuestros propios medios. Esa persona también me dijo: Veremos quien manda este año en Montejurra. Alguien, no quiero decir quien (¿Fraga?) tuvo la intención de cargarse el carlismo, el de Carlos Hugo y el de Sixto, desprestigiarnos a todos. Fue un complot, una encerrona. No sé de quién, honradamente no se lo puedo decir. Sí es cierto que desde el Movimiento se nos ofreció dinero para ir a Montejurra, para facilitar el acto. Las intenciones eran simplemente hacer un acto carlista. Lo que pasó fue sorpresivo para todos los que interveníamos sin comerlo ni beberlo, y sin saber lo que podía haber en la trastienda.”

A las 10 menos cuarto del domingo 9 de mayo de 1976 bajo un cielo encapotado y plomizo, una comitiva encabezada por Sixto de Borbón, con boina roja y gabardina clara, seguido por una banda de tambores y un centenar de partidarios vestidos de ropas paramilistares, salió en escuadra desde el monasterio de Irache hacia Montejurra.

Entre redobles y toques de silbato dirigidos por mandos que impartían órdenes de tan ruidosa manera, marchaban rodeando al improvisado líder, los italianos Augusto Cauchi, con gafas oscuras aunque no hiciera sol, Stefano delle Chiaie con bigote, Giuseppe Calzona y Jean Pierre Cherid. Formaban la guardia de corps del rey Sixto.

En el ascenso a la cumbre se encontraron frente a frente con militantes del partido carlista de Carlos Hugo. “¡Viva Cristo Rey! ¡Montejurra rojo no!”, increparon los de Sixto.
Los de Carlos Hugo respondieron: ¡Carlos Hugo libertad! ¡No pasaréis!
Las porras y los palos salieron a relucir. Ante la pasiva presencia de un Land Rover de la guardia civil ocupado por varios guardias, se desató una batalla campal, los de Carlos Hugo se negaban a dejar paso  a los de Sixto.

 


El comandante de infantería retirado Jose Luis Marín García Verde cambió de mano su bastón, sacó una pistola y disparó contra el partidario de Carlos Hugo más cercano. Estaba a 2 m, un santanderino de 40 años, militante de HOAC, Aniano Jiménez Santos, quedó encorvado con un proyectil en el abdomen. La bala le había atravesado el colon hasta perforar la vena ilíaca. Ingresó cadáver en el hospital de Estella.

La Guardia Civil cumplía órdenes. Fraga, ministro de Gobernación, había ordenado no intervenir. Los guardias como convidados de piedra bajo la lluvia, mientras 3000 personas iniciaban la subida del vía crucis ondeando ikurriñas, senyeras y otras banderas como la de Andalucía.
El eco de nuevos disparos fue respondido por gritos de “Gora Euskadi” y “socialismo autogestión”.
A las 11.30 en la cumbre esperaban armados 50 hombres de Sixto. Las consignas de “Carlos Hugo libertad” fueron contestadas por disparos que dejaban un silencio mortal entre cada detonación. También se escuchó una ráfaga de ametralladora. Un proyectil alcanzó a Javier Nolasco Echeverría y a Bernarda Urra Garola. Al joven de 18 años Ricardo García Pellejero le costó la vida.
El via crucis no llegó a la cima. Detenido en la novena estación, la misa se ofició en la ladera. Sixto rodeado por sus aliados se quedó furioso en la cumbre. Cuando se fueron de allí se encontró una caja de munición de 25 cartuchos del calibre 9 corto, una munición apta para fusiles usados por el ejército y la guardia civil.
Della Chiaie dio una versión diferente, diciendo que fueron los de Carlos Hugo los que dispararon, que las trayectorias fueron de abajo arriba. Es decir, las propias víctimas

Pero las pruebas fotográficas y la reconstrucción judicial demostraron la verdad. Sixto por ser francés fue expulsado del país y el sumario del caso se cerró en enero 1977. José Arturo Márquez de Prado, el hombre de la gabardina, fue a la cárcel, también Marín García Verde, los hermanos Fal Macías, Carlos Ferrando Sales y otros más
Con la amnistía política todos salieron a la calle, libres de culpa antes de que se celebrara el juicio.

Los neofascistas de Delle Chiaie hicieron su aparición en Montejurra 76.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Hilos, cometas...

http://www.infovaticana.com/2015/10/19/la-sombra-de-omella-detras-de-la-campana-contra-gaztelueta/

Vente pa Alemania...

http://economia.elpais.com/economia/2015/10/16/actualidad/1445009330_029713.html

Anónimo dijo...

ETA la van carregar d'infiltrats, això no és pas nou.
Ara també està passant a tot moviment independentista. Si no avança és perquè està ple de talps que minen les nostres esperances i la gent aborregada, se'ls creuen i obeeixen com un ramat de xais.
Als EEUU també els ha sortit malament i diuen que Ben Laden el van entrenar i després els va sortir per "peteneras".
Hi havia coses que no em quadraven de Txomin: una foto amb una samarreta Lacoste, una marca francesa, a Cap Verd, anys abans del seu assassinat, que sempre et deien que havies de boicotejar els productes francesos com a còmplices de la col·laboració desinteressada contra Euskal Herria. "Boicotea productos franceses".
A mi ja m'està bé que a espanya els sortís malament alguna cosa, massa coses se n'han sortit amb la seva.
A la meva joventut deien que hi havien pobles que no hi quedaven joves perquè o estaven a les presons espanyoles o a la clandestinitat. Jo vull que tornin a casa.
Malgrat tot, jo vaig plorar Txomin...i tots els seus caiguts.

Anónimo dijo...

Pues fíjate que el propio Galindo, el del GAL, el del supuesto “azote contra ETA”, cuenta que se entrevistaba con el etarra oficial Txomin:

http://www.burbuja.info/inmobiliaria/historia/289177-eta-y-gal-tentaculos-de-red-gladio-4.html

Todo lo que nos han contado sobre ETA es una pura patraña, siniestra. En esa página tienes mucha información sobre la realidad de ETA. Es difícil de seguir, porque la historia real es compleja y de por sí oscura, y el autor, Swing, tiene un estilo peculiar, en el que acumula mucha información que expone relacionando rápidamente unas cosas con otras, y en muchas ocasiones lo hace sin tener en cuenta que el lector no conoce los datos que él sí sabe. Y siempre tira por elevación hacia lo más alto del poder, sin detenerse en los poderes que operan en España, especialmente el Opus, ni en Francia, que esto es poco conocido y oscuro. Hay mucha lucha de cloacas, por hacerse con el control de ETA. Está casi todo escrito antes de que este gobierno ultraopusino del PP dejara jactanciosamente bien claro la realidad de lo que es ETA. Es un duro y difícil viaje a los infiernos. Pero es en buena medida la realidad.

El mejor resumen sobre la marca ETA lo hace el opusino ministro del Interior, Fernández Díaz, cuando se jacta de que él “gestiona” ETA. Por supuesto, no por sí mismo. Tampoco hay que complicarse mucho la vida, que ellos lo dejan bien claro. Ante cualquier “información” que aparece sobre ETA hay que hacerse la elemental pregunta: ¿cómo lo sabe? Haciéndose esta pregunta se aclara todo. Hoy mismo aparece esta información a la que hay que aplicarle la pregunta ¿cómo lo sabe?:

“Mikel Irastorza, comisario político de Ekin, nuevo jefe «militar» de ETA”
09 de julio de 2015.
J. M. Zuloaga.


http://www.larazon.es/espana/mikel-irastorza-comisario-politico-de-ekin-nuevo-jefe-militar-de-eta-AB10225630#.Ttt17lNZIypBlV2

¿Cómo sabe J.M. Zuloaga quien es el nuevo jefe de ETA? Se supone que ETA es una organización secreta.

Zuloaga lleva décadas, desde ABC y luego en La Razón, nombrando jefes de ETA. Casi todas sus “informaciones” sólo se explican si está presente en la cúpula de ETA, que él lo sabe todo sobre las entrañas de ETA. La información de hoy es muy singular y delatora. Porque él siempre cita a misteriosas “fuentes” que lo saben todo, como él. Y siempre aciertan, oficialmente. Un burdo recurso, habitual en todos los medios del régimen, y en otros. Un insulto a la inteligencia y la moralidad, y a la mínima ética periodística. Pero hoy no cita a las “fuentes”. Hoy lo sabe porque sí. Ni que decir tiene que las misteriosas “fuentes” son la verdadera ETA. Hoy ni hay “fuentes”.

J.M. Zuloaga es hijo del periodista opusino de igual nombre, también especialista en ETA, que esta familia opusina es como si se transmitiera el negociado. Hermano del que fue jefe de comunicación de La Caixa. Creo que pariente de la conocida periodista del Opus, Mirufa Zuloaga.

El Opus es infinitamente más siniestro de lo que se piensa. Como dicen ellos, la cuestión religiosa es sólo el “ropaje”. De ahí la descarnada utilización de los miembros del Opus, engañados sin escrúpulo alguno, exprimidos como un limón. Los de la verdadera cúpula son el rabo del diablo.

Anónimo dijo...

En los sucesos de Montejurra todo el régimen reconoce que fue una operación de las cloacas del estado. Pero no aclaran de quien ni para qué. Es un ejemplo de lo que es práctica habitual en este régimen opusino. Está claro que querían laminar el Carlismo, fuerte en el norte, especialmente en Navarra, super territorio Opus. Para ello se inventaron varios partidos carlistas, mezclándolos con todo tipo de ideologías, un puro despropósito. Carlistas de extrema izquierda, carlistas de extrema derecha. Un carajal. Como es lógico, el público carlista salió despavorido y acabaron con el carlismo. Lo mismo hicieron con Falange, creando Falanges de todo tipo. Lo de la película “La vida de Brian”. Parece que están haciendo ahora algo parecido con su “Podemos”, creando distintas plataformas, que se juntan, se pelean, otro carajal. Ellos lo crean y ellos lo disuelven cuando les conviene, y si quieren los vuelven a reflotar. Es lo que han hecho con el “15-M”. Todo controlado.


A recordar que Carlos Hugo estaba controlado por el Opus, con su secretario opusino catalán. Seguro que el Sixto también. En los sucesos de Montejurra sucedió lo mismo que en los de Vitoria, que el extraño compañero de cama del Opus, Fraga, ministro de gobernación, estaba en el extranjero. Lo de Vitoria es como lo de Montejurra, un asunto de cloacas del estado. Durante meses dejaron que los agitadores –con un ex cura- se hicieran con el control de Vitoria, sin intervenir. Y, de pronto, metieron a unos policías en una situación imposible. Se trataba de crearle una base social a ETA, en reacción a los muertos por la policía. Un tipo de operación que han repetido a menor escala muchas veces. Asesinan policías y guardias civiles impunemente, a la tensión creada les dan a algunos de sus compañeros la salida de la violencia ciega e indiscriminada, y le crean la base social a ETA. El viejo truco de acción-reacción. Hay que estar alerta de no caer en esas trampas, que ahora pueden repetirlo por toda España, con unas u otras marcas.

Anónimo dijo...

Un par de informaciones curiosas de ayer que revelan como funciona el régimen. El primer promotor de la socialista Pilar Miró fue Blas Piñar:

http://www.libertaddigital.com/chic/corazon/2015-10-19/la-solitaria-y-oscura-vida-amorosa-de-pilar-miro-1276559435/

Manuela Carmena, la alcaldesa de "Podemos", fue la jefa del SEU (falange oficial) en la Facultad de Derecho de la Complutense, nombrada a dedo desde arriba:

http://www.gaceta.es/noticias/carmena-durante-franquismo-daban-regimen-absoluta-libertad-ideologica-18102015-1608

Este régimen opusino es una pura farsa.