viernes, 29 de enero de 2016

VOCEROS DE LA OBRA DE DIOS

Sobre las monjas, es todo muy extraño. En otros países "de nuestro entorno" las personas afectadas dan la cara, no me cansaré de repetirlo
puesto que es la gran diferencia con todos los casos y cosas concernientes a la iglesia que "explotan" entre nosotros. Que si un tal Daniel (nombre ficticio) en Granada denuncia al cura, que luego el tal Daniel encontró acomodo en la Obra de Dios. Que si un iluminado gallego del que en efecto nadie nos acordamos, es detenido por la policía por retener gentes y "sectificarlas", que si unas monjas indias, tampoco hay caras y nombres estaban retenidas en clausura contra su voluntad...Que si en Gaztelueta hay un caso de abuso pero no sabemos ni el nombre del chico ni el del profe ni nada más. ¿Qué decir del escándalo Yunque? salió en Antena 3 con Susana Griso, abogado y afectados.

Y en efecto es altamente instructivo que todos los casos tienen algo en común: acusar a  "personas religiosas" de exactamente lo mismo que acusamos a la obra de Dios. Retener contra voluntad, aislar del mundo, retener el correo, no enseñar nada útil en la vida, inculcar obediencia ciega, romper con familia y amistades, zombificar, trabajos extenuantes,  Dios habla por boca de la jerarquía interna...

Sólo comparo con la amplitud en tiempo ¿desde 1928?, espacio, (todos los países relevantes en especial países católicos e hispanohablantes), y número de gentes (miles y puede que ya millones, en España al menos) a las que ha llegado la Obra de Dios y es todo de un ridículo supino. Puesto que a la amplitud de la acción de la obra de Dios se le une una aceptación social silenciosa más eficaz que cualquier cara propaganda. Todos saben y todos callan

Estas pequeñas noticias surgen  y con las mismas desaparecen, sin que nadie levante tapices. No hay seguimiento de los casos hasta la raíz. Los voceros se copian unos a otros, nos presentan a los periodistas como whisteblowers. pero es imposible ser whisteblower y pasarse el día y la noche de plató de TV en plató de TV como hacen todos esos famosos periodistas españoles . Nada se investiga a fondo, se copia y pega. La mano negra proporciona los documentos al periodista del régimen para el caso. El periodista elegido  lo venteará y voceará. Se siente protegido, sabe de donde saca la info y sabe que no van a ir a por él. Según sea el tema, se lo dicen al de un diario o al de otro.

En esa actitud de periodista escogido, elegido al menos por Zeus, por el escalafón que ocupa en el régimen y el número de horas de TV que chupa veo  a un "compatrioto" que supongo vástago de una familia con tienda en Carlos III de "toda la vida del señor", por mezclar el norte con el sur. Habla como si fuera una directora de la Obra de Dios, con el mismo aplomo, como si hubiera sido él quien ha estado husmeando, descubriendo y trabajando la noticia. Cuando es evidente que no se despeina ni se le arruga el traje, que se lo dan todo "vorbereitet". Labia tiene, rapidez de palabra para contestar con simplificación, lengua viperina y palabras semiofensivas que rozan lo ofensivo de vez en cuando.  Y sobre todo espaldas cubiertas, lo miro cuando habla y es como si tuviera un par de gorilas al lado que lo defienden. Cuando a mí se me amenaza por que un comentarista diga "relación que diríase lésbica". La desproporción  me sirve para pensar que algo pasa.

Me sube la bilirrubina cuando veo a los demás hablarle y tratarle como si fuera el oráculo de Delfos, cuando realmente es el portavoz de "quién tú sabes".
En España lo mismo da el oráculo de Delfos que "quién tú sabes".

 El periodista de las gafitas sin embargo obra como portavoz de Rajoy, no le dan "scoops". No creo que en un país solvente exista esa figura de periodista más defensor de un presidente que la propia abuela del presidente.
 

 Había nume con apellido similar, no recuerdo exactamente. Médico, catalana pero abuelo de orígenes gallegos, pelirroja peligrosa. No se parece en nada al portavoz oficioso de Rajoy.

En cuanto a la nume por la que preguntas, tengo que hacer un esfuerzo supremo para recordarla, porque todo lo del libro se me ha olvidado y no sé en qué página la nombro. Hay que ver la poca huella que han dejado muchas de ellas en mi existencia, a la inmensa mayoría de las decenas de numes que conocí se las ha llevado el viento. Las mandamasas no se olvidan, con una sola palabra decidían sobre tu vida, el cielo o el infierno, te vas, te quedas, subes o bajas. Eso es inolvidable y no diré más.
No me parece que fuera tudelana, a las navarras las tenía localizadas. Era original ser navarra y numeraria y vivir en Navarra. Pero en efecto, estaban las mantecadas Salinas de Tudela que a lo mejor eran de la misma familia. No recuerdo y mucho menos el segundo apellido....Ni que una fuera el registro civil....

Si hay foto del sujeto podría ver si me recuerda algo.

 


¿Sabes qué? me recuerda, rubia y carita chupada, tez clara con pecas.....Pero será pura coincidencia seguro. La ropa le viene grande....es otra característica de muchos al servicio de quien tú sabes, se pierden en la ropa que llevan....tiene mucho que ver con el papel que juegan en esta vida y lo que representan.


Qué lento, largo y pesado está siendo descubrir el pastelón que es la Obra de Dios dominando todos los resortes del poder y la información.

He recordado más cosillas de RR, pero son irrelevantes, buscaré si he conservado alguna cosa. Sigo pensando que si yo estoy en su lugar y observo que la violación del sigilo sacramental es instrumento sistemático de gobierno, me parece que no hubiera escrito una cuarta collatio. Simplemente habría hecho la maleta. Pero quizás por eso nunca me hablaron de ser cura....

1 comentario:

Anónimo dijo...

“Nada se investiga a fondo, se copia y pega. La mano negra proporciona los documentos al periodista del régimen para el caso. El periodista elegido lo venteará y voceará. Se siente protegido, sabe de donde saca la info y sabe que no van a ir a por él. Según sea el tema, se lo dicen al de un diario o al de otro. “

Una precisa descripción de lo que sucede. Algo que hay que tener siempre presente ante cualquier “información” que publique cualquier medio. Tan presente que debe ser lo primero en lo que pensemos y no olvidarlo nunca, en vez de caer en el error de mirar directamente hacía donde nos señalan y quieren que nos fijemos. Y ya si la información del caso aparece a la vez en medios distintos, y en teoría enfrentados, con exclusivas que se ve proceden de la misma fuente, del mismo poder, la realidad se aclara muchísimo.

Eso que llaman periodismo de investigación es un mito inexistente, es periodismo de filtración interesada. Eso de que la prensa es el cuarto poder que controla a los otros es mito sobre mito. Es la cuarta pata del poder, con el que este nos atiza a los ciudadanos. Sólo que mirar a través de ellas es el único medio que tenemos de descubrir al poder, pero nunca hay que mirar solamente hacía donde los medios señalen.

Por si te ayuda a refrescar la memoria:

Capítulos X y XI (Pág. 159 a 194)

“Aquel verano íbamos tres o cuatro numerarias: Pili Salinas era la directora del centro de Pamplona que tenía encomendado Soria, Begoña de Acha era una numeraria mayor que ayudaba, Alicia Bustos y yo más jóvenes completábamos el equipo.”

http://www.opuslibros.org/html/Azanza/Mi%20primer%20centro.htm