GOLPEANTES MILITARES ´POR VOCACIÓN


Rescato las conexiones OD con la milicia real, no la de Cristo, ya que la milicia de Cristo es una milicia imaginada por mentes calenturientas. Si nos vamos a la fuente (Mateo, Marcos, Lucas, Juan) no se habla de levas, ni de ejércitos, ni de cruzadas. Ni siquiera de cruzada de pureza.


Vienen en este interesantísimo escrito en el que el asunto de cabecera es Pili y su último libro antes de jubilarse.  Después de la entrada que le dieron en "Casa real" para investigar, ahondar, descubrir y mostrar al público las interioridades de la monarquía, tiene bemoles que esta nume de postín sacara tal remedo de "J'accuse" de Emile Zola  en peor contra Juan Carlos. ¿Le costó la abdicación? eso me comentaron, el hombre estaba ya cascado y el "preparado" llevaba demasiado tiempo esperando. Por cierto, tanto prepararse le ha dejado sin arrestos para hacer nada de fuste. Qué ridículo con las ceremonias palaciegas de recibimiento y un militar abriendo y cerrando puertas....insoportable.


"Una periodista del Opus que ahora carga contra el Rey, sin razón o con ella, pero no contra los miembros de su misma organización religiosa que acompañarían a Su Majestad en la aventura golpista: los militares Alfonso Armada y Ricardo Pardo Zancada. Como tampoco ha cargado nunca contra otros de sus correligionarios bien próximos a la ‘trama civil’ de aquel golpe de Estado, que la airada periodista nunca tuvo el menor interés en investigar y mucho menos en denunciar, quizás porque la conocía perfectamente.

Y es que, a estas alturas de la historia tantos años encubierta, con todo lo que el observador perspicaz ha visto y leído sobre el 23-F, algo huele en ‘La Gran Desmemoria’ a sobrevenido golpe de mano contra el Rey, quizás para forzar su abdicación en la persona del Príncipe de Asturias, heredero de la Corona. En el fondo, maniobras de corte palaciego de las que tanto han gustado no pocos miembros del Opus Dei, incluido su fundador…
La prematura adhesión del Opus Dei a las asonadas militares
Para identificar con mayor precisión la estela del golpismo a partir del régimen franquista, curiosamente unido al Opus Dei en sus momentos más esplendorosos, y las raíces militaristas de esta institución religiosa, conviene conocer el trasfondo castrense con el que se han condicionado muchos hitos de nuestra historia más reciente. 
Así, por ejemplo, aún se sabe bien poco de la penetración del Opus Dei en las Fuerzas Armadas franquistas y del reiterado papel desestabilizador que han jugado algunos de sus miembros, o de su desmedido interés por posicionarse cerca de los antiguos servicios secretos militares y, después, integrarse en la emergente Inteligencia del Estado…
La relación del Opus Dei con el entorno militar, y muy en particular con sus expresiones más convulsivas, fue desde luego significativa.

El golpe de estado, "quieto todo el mundo", es una actividad particularmente santificable, camino de santidad. A los altares sin paradas ni desviaciones, salvas un país entero "golpeando". 
Primera estación. 1932, conexión en el golpe de Sanjurjo, al que ahora van a sacar del "Vaticanito" pamplonés. Tras ser ordenado sacerdote en Zaragoza el 28 de marzo de 1925, y de ejercer como profesor de Derecho Canónico y Romano en el ‘Instituto Amado’ de esa misma ciudad, un centro privado que preparaba para el ingreso en la Academia General Militar, el padre Escrivá fundó su particular ‘Obra de Dios’ el 2 de octubre de 1928 en Madrid. Desde esa incipiente plataforma de santificación secular, ya en 1932 se significó en la asonada militar contra la II República que el 10 de agosto encabezó el general José Sanjurjo. En aquella descalabrada aventura fue acompañado por un grupo de jóvenes al que entonces él mismo dirigía espiritualmente: Vicente Hernández Bocos, José Manuel Doménech Ybarra, José Antonio Palacios López y Juan Jiménez Vargas, quien luego sería sacerdote y miembro destacado de la institución.

Segunda estación. 1938 Burgos, con la Guerra Civil española claramente orientada hacia el éxito de los militares sublevados, también fue llamativo el rebuscado afincamiento del padre Escrivá en la ciudad de Burgos, junto al Cuartel General del Generalísimo. Pero todavía lo sería más su entusiástico alistamiento, el 28 de marzo de 1939, como oficial en las victoriosas tropas nacionales de Intendencia que iban a entrar en Madrid. Aquellas vivencias personales quizás ayudaran a conformar su profunda convicción de que “los militares, por el mero hecho de serlo, tienen ya la mitad de la vocación del Opus Dei”.
Tercera estación. 1957  Rafael Calvo Serer y la  ‘Operación Ruiseñada’. Aquella nueva andanza política del Opus Dei envolvía un intento desestabilizador para desplazar a Franco de la Jefatura del Estado en 1957, reinstaurar la Monarquía con Don Juan De Borbón y Battenberg (a quien los conspiradores ya llamaban ‘Juan III’) y propiciar un Gobierno integrado por monárquicos, militares y los emergentes tecnócratas del Opus Dei. Cuando Franco se enteró de los preparativos al poco le dió un ataque al corazón a uno de los cabecillas a la sazón Capital General de Cataluña, Juan Bautista Sánchez González. En Puigcerdá, 29 de enero de 1957. ¿O lo envenenaron? su ayudante falleció al poco electrocutado cuando su coche chocó con un poste eléctrico. Juan Claudio Güell otro conspirador también murió de infarto en el tren París-Madrid. 

El resultado para el "Opus Dei" fue que en febrero del 57 los opusinos entraron al gobierno. Y que a partir de entonces se inicia la propulsión de la carrera de Juan Carlos "el campechano" como sucesor de Franco "el sanguinario".

"Fue un verdadero ‘Pacto de Régimen’, nada ajeno a las intrigas palaciegas que con tanta facilidad se gestaban en el entorno del padre Escrivá, en las que siempre estuvo presente Calvo Serer, un político verdaderamente temerario que en más de una ocasión hubo de ser avalado ante el régimen franquista por el founder".

El 25 de febrero de 1957 Alberto Ullastres nume y min de comercio, Mariano Navarro Rubio, super, min de Hacienda. Capacidad que tenía el general Franco para integrar la disidencia política más reaccionaria bajo su protector manto plenipotenciario. Otros "miembros"ocuparon igualmente plazas de ministro: Joaquín Planell, Cirilo Cánovas, Camilo Alonso Vega, Gabriel Arias-Salgado, el propio Carrero Blanco…
José Luis Villar Palasí, un Opus al frente del Ministerio de Educación Nacional impulsó la creación de un Servicio Secreto del Estado en 1968, para controlar el posible efecto de contagio en territorio español de las revueltas estudiantiles de París, consolidado más tarde, en marzo de 1972, como Dirección General con el nombre de SECED y bajo la directa dependencia del almirante Carrero Blanco. En aquella tarea, el ministro fue fielmente apoyado por su subsecretario, Alberto Monreal, vinculado a la Asociación Católica Nacional de Propagandistas (ACNP) y al propio Laureano López Rodó.

 Cuarta estación. Puestos claves de las Fuerzas Armadas para el "Opus Dei" (Fuente, J. Ynfante)
Pablo Martín Alonso, Juan Castañón, Joaquín González Vidaurreta, Víctor Castro, Carlos Fernández Vallespín, Pablo Suanzes, Jesús Fontán, Adolfo Baturone, Rafael Álvarez Serrano, Hermenegildo Altozano, Álvaro Lacalle Leloup, Ángel Liberal, José María Sáenz de Tejada… Y muchos de ellos adscritos,  a los servicios de información de la institución militar.

Quinta estación. Militares del "Opus Dei" que dejaron el uniforme para ordenarse sacerdotes: Pedro Zarandona, Emilio Muñoz Jofre, Javier Mora Figueroa, Antonio Elizalde…. Militares del OD que optaron por reconvertirse a la vida civil para administrar sus empresas: Manuel Carrasco, Lorenzo Dionis, Manuel Méndez, Eugenio Galdón…

Sexta estación. 1975 instautación de la Monarquía sucesoria de la Dictadura, todos los puestos claves de las Fuerzas Armadas pasaron al "Opus Dei" (Fuente, J. Ynfante) 
Nicolás Cotoner, jefe de la Casa del Rey; Alfonso Armada, jefe de la Secretaría; Fernando Gutiérrez, jefe de Prensa, Fernando Poole, ayudante del Rey y luego jefe del Cuarto Militar; En la propia Casa Real introdujeron a la agre Laura Hurtado de Mendoza, como secretaria particular de Doña Sofía; y a Federico Suárez como confesor real. Al estilo de los Austrias del XVII, moderneces opusinas, pero todo es por aquello de los "micrófonos ocultos".

Séptima estación. El 23 F de 1981. En ‘El Ejército de Franco y de Juan Carlos’, Ynfante ya advertía que si la institución castrense era la columna vertebral del régimen, los servicios secretos del Ejército eran su médula espinal. Con éstos, añadía, “habrá de contarse en un futuro próximo en el caso, siempre probable, de un golpe de Estado militar en España”. Y esa fue una premonición que, con el tiempo, justamente otro notorio miembro del Opus, el general Armada, ya intentaría hacer realidad. Su asonada del 23-F, contó con la ayuda de algunos correligionarios militares de ‘La Obra’, como el comandante Pardo Zancada, y con varios de sus más emblemáticos prohombres civiles (que habían sido ministros franquistas), bien ocultos en la trama civil del golpe.
Tras el tejerazo otro Opus el teniente general Álvaro Lacalle, quien ocupara la presidencia de la Junta de Jefes de Estado Mayor (JUJEM)
Al igual que sucedió en el ámbito político, desde la cúpula militar nunca se profundizó en los orígenes de la instigación golpista. Bien al contrario, la historia posterior atestigua las recompensas profesionales recibidas por quienes, con su silencio o con sus discretas acciones maquilladoras, fueron celosos guardianes de su verdad más oculta, dentro y fuera de los Servicios de Inteligencia.

Octava estación. En el segundo mandato electoral de José María Aznar (2000-2004), y tras un abordaje continuado a los tres ejércitos desde que se instauró el nuevo régimen constitucional, los seguidores de José María Escrivá llegan a controlar la cúpula y los centros neurálgicos del Ministerio de Defensa, capitaneados por el propio ministro, Federico Trillo-Figueroa. Esa situación es tan real que el propio titular del Departamento llegó a tener bajo su mando a sus "directores" dentro del "Opus Dei" como el SEDEF, Fernando Díez Moreno. Más que nunca, la Defensa Nacional, estaba en manos de Dios.
"Cierto es que el ministro Trillo-Figueroa asumió un cargo pacientemente trabajado durante años por su entorno político y apoyado por una brillante carrera personal, pero tampoco fue ajeno a ese objetivo el papel que jugó como promotor de las iniciativas tomadas previamente por el PP para airear algunas actuaciones controvertidas de la Seguridad del Estado, que al final concluyeron en notorias causas judiciales. Con más o menos fortuna, en esa punzante conducta, quizás orientada por el interés partidista antes que por la convicción política, se mezclaron los casos de las escuchas ilegales a partidos políticos y todo lo relacionado, precisamente, con la guerra sucia practicada contra ETA."
Novena estación. Hoy. La voluntad del "Opus Dei" por aferrase a ministerios  políticamente  ‘estratégicos’, no parece haberse torcido con el paso del tiempo. Bajo la presidencia de Rajoy, el relevo en esta singular forma de conjugar el poder terrenal con la santificación personal lo han tomado los actuales titulares de Interior, Jorge Fernández Díaz, y de Defensa, Pedro Morenés, entre otros, ministros que se declaran profundamente religiosos y cercanos al Opus Dei, pero sin revelar públicamente su militancia en dicha organización.

Comentarios

Magí Ribas Alegret ha dicho que…
Ayer noche en TVE 2, "Los juicios de Nuremberg", director Yves Simoneau. Militares y civiles fueron sentados en el banquillo y ajusticiados.

Rememorando el testimonio de Simon Wiesenthal en "Justicia no es venganza", cuando los crímenes de la secta Opus Dei salgan a la luz, estos aspirantes a santo -con sotana o sin-, también pagarán como los nazis.

Entretando, información y pruebas.

Tic-tac.
Ana A ha dicho que…
Por desgracia y hasta hoy somos el país de la impunidad, nos podían cambiar
el nombre por ese que me acabo de inventar, los más grandes criminales quedan prácticamente como santos,
y aquí no ha pasado nada.
Este es el país del chanchullo y las componendas
la gente decente no tiene cabida, si eres legal te acribillan por todas partes, hay que ser "amigo" no "legal".

Entradas populares de este blog

LISTAS ATRASADAS DE MIEMBROS Y SIMPATIZANTES DEL OPUS Dei

SEXO EN EL OPUS DEI, TEORÍA Y PRÁCTICA

REGAÑINA VATICANA