MIRADAS DE ODIO

La intolerancia ha sido una constante de la historia de España, un mal endémico generado por la mezcla de doctrina religiosa y doctrina política hecha en la edad media en la Cristiandad europea y especialmente aguda en esta península ibérica por la lucha durante siglos con el Islam.



Lo dice el escritor del siglo XIX Blanco White:

"La causa de este mal está bien a la vista de cualquiera que sin preocupación estudie el carácter del gobierno civil y eclesástico que, desde la cuna de la monarquía, ha existido hasta nuestros tiempos. El entendimiento humano ha estado en completo vasallaje en todos los dominios de España. Todo español se ha visto obligado a pensar, o por lo menos a hablar o escribir con arreglo a ciertas formas y principios establecidos, so pena de los castigos más enormes que se conocen en la sociedad humana: prisiones, confiscaciones, infamia, tormentos y muerte."
Resultado de imagen de blanco white imágenes
Ya dijo Unamuno:

"Que las castizas guerras de nuestra edad de oro fueron de religión. Esta era el lazo social y la unidad religiosa forma suprema de lo social. Para demarcar, por vía de remoción, la unidad nacional, se expulsó a judíos y moriscos y se cerró la puerta a los luteranos por "sediciososo, perturbadores de la república". Órdenes militares religiosas se fundaron en España para la cruzada interior que reconquistara el propio suelo, y en ninguna parte más vivo el sentimiento de hermandad entre el sacerdote y el guerrero que en el pueblo que dio tantos curas guerrilleros en la francesada. Guerras religiosas, sí, en cuanto el reino de la religión se extiende a este mundo, en cuanto institución para sustento de la máquina social y mantenimiento del orden y la obediencia a la ley."

Lo de los hermanos gemelos viene de muy atrás, de la noche de los tiempos.

Y otra característica de la vida española que no me ha recordado nada, pero nada de nada, al carismático Escrivá y sus visiones de lo alto: es el cultivo intensivo y casi exclusivo, durante siglos de la teología escolástica y el ¡¡derecho canónico!!, no doy crédito...Teología escolástica y derecho canónico son dos chupones que les consumieron el jugo vital a los españoles en lugar de dedicarse a las artes de imitación. De ahí el aire dogmático definidor y leguleyo de la cultura española.

La obsesión por la limpieza de sangre, no ser descendiente de moros ni de judíos, corroía al pueblo todavía en aquella época. Cualquier sospecha de "impureza" cerraba puertas de empleo en Iglesia o Estado. La cultura se vuelve entonces sospechosa de complicidad con la herejía. "Lo cierto es que el arte de multiplicar los escritos en vez de ser apadrinado por las autoridades españolas fue siempre mirado con odio y sospecha, especialmente por el clero."

La consecuencia de esta religión autoritaria y represiva, convertida en ley y en seña de distinción social, fueron fanatismo y superstición.

"Yo dice el católico, profeso una religión revelada por Dios, la única verdadera que existe en el mundo, y fuera de la cual no hay salvación, ¿Serés tan ingrato a Dios y tan insensible al bien eterno de los hombres, que, por lo menos no impida que se separen de mi religión los que han tenido la fortuna de abrazarla?"

Blanco White critica con fuerza la vida conventual por el clasismo y la servidumbre que se reproduce en su seno y por la severidad extrema de sus reglas. El mismo tuvo una hermana monaj profesa y enferma de escrúpulos espirituales:

"Confío que este ejemplo de infelicidad sea solo uno de esos casos extremos que suceden raras veces y que más raramente llegan a conocerse. El manantial común de sufrimientos de las reclusas católicas es una especie de melancolía religiosa que, unida a los males que produce un confinamiento perpetuo, afecta a casi todas ellas en mayor o menor grado. Me refiero a la enfermedad mental conocida normalmente con el nombre de escrúpulos y que yo llamaría ansiedad religiosa".

"La religión tal com se enseña y observa en España, es causa de intensos sufrimientos para los hombres buenos y honrados y de burda depravación para los ignorantes y duros de corazón y además un obstáculo insuperable para el desarrollo de la inteligencia, favore abiertamente la ignorancia establecida, y el más estúpido fanatismo, y necesariamente fomenta la reserva y el disimulo en los ciudadanos mejores y más cultos del país, tiene que detener o impedir el cultivo de las más nobles virtudes públicas como son la sinceridad y la valentía políticas."

El demonio nacional culpable y responsable de este estado de cosas eran entonces la Inquisición, enemigo de la Ilustración, natural apoyo de la tiranía. Culpable Inquisición de la depravación del entendimiento nacional hasta hacerlo incurable.

En su juventud Blanco White vió arder en la hoguera a una joven sevillana acusada de "amistad espiritual" con su confesor.

Las hogueras no tienen porqué ser de fuego, y la Inquisición hoy no tiene porqué llamarse Inquisición.

"Yo tengo presentes las amarguras que he pasado en mi primera juventud cuando lleno de ardor por saber y batallando entre mi timidez religiosa y los sentimientos de un corazón honrado, entre el grito de la razón  y los preceptos de un confesor, a quien escuchaba como órgano del cielo, preferí lo que creía firmemente mi condenación a delatar a un amigo. ¿Hay cosa más bárbara que obligar a la juventud estudiosa de una nación a que batalle entre la inmoralidad y la ignorancia?"

Sí, hay cosa más bárbara, seguir igual 200 años después, como si no hubiera pasado nada ni hubiéramos aprendido nada.

"Si yo pudiera pintar el cuadro de un espíritu juvenil y sincero en lucha con los obstáculos que la educación española pone a sus progresos, su alarma ante la continua sospecha de ir caminando voluntariamente hacia el error, el miedo supersticioso que paraliza sus primeros anhelos de libertad, la honesta e ingeniosa casuística con que se persuade a abandonar el sendero prescrito, la alegría y el temor virginal del primer pecado, el amor creciente a la verdad recién descubierta y el consiguiente odio a sus tiranos, la desesperacion final y le fiero paroxismo que lo dominan al saber su perdición inevitable, al ver con evidencia espantosa que sus mejores esfuerzos se han perdido, que la ignorancia, el fanatismo y la superstición exigen y pueden conseguir, que se les rinda homenaje; si yo fuera capaz de pintar todo esto, no creo que el argumento de ninguna novela sería capaz de suscitar mauor interés en los que no son indiferentes a las más nobles preocupaciones de la humanidad."

La presión ambiental produce simulación y doblez, más los estragos en una cultura vigilada, abocada a topar con la Santa Inquisición.

"¿Quién se aventurará por la senda de la cultura cuando conduce derechamente a las cárceles de la Inquisición?"

Y resulta que las ideas reprimidas son tanto más peligrosas cuando no se las deja salir a la luz.

Menéndez Pelayo defendía que la Inqui nos había salvado de las guerras de religión que hubo en Europa. Precisamente esas guerras acabaron con acuerdos de paz y tranquilidad, se reglaron cuentas, aquí no. Todo subterráneo, envenenando y escindiendo las conciencias. Oposición entre ortodoxia y heterodoxia que genera la fractura mayor en la convivencia.

Leo estas luchas de nuestros antepasados y me pregunto que le quedó al barbastrense para presumir de carisma, predicaba "antigüedades españolas", pero la ignorancia dió sus frutos entre la parte más selecta de la población. Ya sabemos que en general y en principio el founder "iba a por las cabezas",

Santa desvergüenza, Santa intolerancia, ....santa inquisición.

Hay que ver, nadie para decirle "habla Vd como un cura del siglo XVIII". Incluso en los años 1940 ¡eran los modernos frente a SJ!

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
Una curiosidad:

Ahlzair, Altocastillo, Pinoalbar, Peñalba, Monteagudo, Nelva, Sansueñña, Torrevela, el Redín, Aldeafuente, Tajamar, Retamar, Lendel, Pinar, Argüelles, Tonaira, Forque, Nival, Cyara... ¿De dónde saca el OD estos nombres tan curiosísimos y chupiguays?

Es curiosos que siento tan reaccionarios en lo religiosos se empeñen tanto en declararse laicos y huyan para sus coles (bajo capas de "centros de fomento" u otras soplagaitas) o clubes de nombres que se asocien a lo religioso: ¿Por qué no es Colegio San Josemaría, Divino Maestro o Nuestra Señora Purísima e Inmaculada Concepción del copón sagrario?

Y lo de colegios de fomento ¿qué? ¿Fomento de qué? Fomento es como se llama ahora al Ministerio que era de Obras Pública, a qué viene eso de centros de fomento, ¿qué fomentan? ¿el sectarismo, el integrismo, la represión moral, sexual, cívica y humana?

¿De dónde viene ese maquiavelismo de hacerse pasar por modernos, con la jerga de numes, y supernumes, y "agregaos" y "cooperators", del somos célibes pero no monjiles cuando tienen una mentalidad más retardataria que la de un inquisidor medieval y una mente tan retorcida como la de la secta más implacable y destructiva que quepa imaginarse, eso sí, siempre con falsas sonrisas profident y ese embustero afán de perfección cuando su mezquino comportamiento suele ser terriblemente escalofriante?
Magí Ribas Alegret ha dicho que…
ORANDO

El obispo de Mallorca, preguntado por "¿cuántas personas formaban parte de ese equipo de rezo?", respondió "dos, ella y yo". "Trabajo en el Obispado" y "vida espiritual" con nocturnidad. "Todo se debía a una interpretación errónea de los hechos".

En fin, parece que eso de que la mujer ore con otro es malo, malo para la salud del marido: "patente animadversión contra la Iglesia","celos enfermizos", "su odio era visceral y su mente estaba obcecada", contra "que sus hijos pudieran practicar la fe católica y formarse en ella", "actitudes agresivas hacia su mujer".

Amén.

http://www.elespanol.com/reportajes/grandes-historias/20160910/154484637_0.html

Entradas populares de este blog

LISTAS ATRASADAS DE MIEMBROS Y SIMPATIZANTES DEL OPUS Dei

REGAÑINA VATICANA

SEXO EN EL OPUS DEI, TEORÍA Y PRÁCTICA