sábado, 19 de noviembre de 2016

CORRUPCIÓN 2




En Andalucía el director general del juego Manuel Cortés Ballester fue condenado por conceder 370 licencias a la misma empresa. Y en 1990 el RH negativo no impidió que hubiera caos en la concesión de licencias de las máquinas tragaperras, de modo que Diputación, Gobierno Vasco, consejero de interior no se pusieran de acuerdo sobre el número de licencias concedidas. Comme par hasard abundantes beneficiados entre empresarios cercanos al PNV, el partido del gobierno.


Susana Bernúdez parece ser el primer caso de tránsfuga que cobró y se aseguró buen sueldo para ella y su marido por pasarse del PSOE al Gil en Ceuta. Curiosamente se vota al partido pero el escaño le pertenece al que lo ostenta. Yo no entiendo esto, si te vas de un partido a la p….calle, pues no. Una muestra más de que la política española está organizada alrededor del medro “perso”.

Nicolás Piñeiro fue un diputado del PP madrileño en la Asamblea de Madrid que tras conseguir escaño “se salió” y fundó su Partido regionalista madrileño que sólo nombrarlo produce cortocircuito. Al salirse del PP y fundar su propio partido consiguió 15 millones de subvención fija, millón 600 de subvención variable y otro pico para estudios e investigaciones. El partido eran él, su cuñado y su mujer.  Lujosas oficinas en el centro de Madrid que no explicaban por las subvenciones. Piñeiro decía que de las cuotas de los afiliados.

Durán, otro nombre de Broker que se movió entre políticos apañando negociazos en los 90.
Luego vino Juan Guerra, el hermanísimo de Guerra, que desde el despacho de la Delegación del gobierno en Sevilla amañaba negocios e inversiones. También repartía a los pobres, al estilo de la España feudal del pasado, donde obispos y nobles vivían muy por encima del pueblo y de vez en cuando sacudían sus migajas de la mesa. Al parecer en Barbate (de Franco), Juan Guerra llamó al alcalde para que recibiera a unos constructores. El alcalde “no lo veía” pero Juan Guerra insistió. No por nada, sino porque gracias a esta operación en la que hizo de intermediario se metió 160 millones en el bolsillo. Empezó siendo un parado y acabó con mil millones de pts. El tráfico de influencias mostró en este caso su primera escandalosa aparición.

 En 1990 tíos, primos, hermanos, sobrinos realizaban negocios desde los “cargos de confianza” en que los habían colocado sus familiares que ocupaban cargo político. De regentar droguerías y carnicerías saltaban a los negocios a la sombra del poder. En Santander, Juan Hormaechea hizo rico a su cuñado el constructor burgalés Juan Renedo. En Semana Santa detuvieron en Valencia a Naseiro, tesorero del partido popular: cohecho, cobro de comisiones, malversación…le valieron una estancia en la cárcel Modelo de Valencia. ¿Cómo fue posible? Dos inspectores de policía habían hecho bien su trabajo. Les costó un calvario. Y en el 94 el alto Tribunal sentenció la absolución de los ladrones porque las acusaciones se basaban en escuchas telefónicas permitidas por el juez Manglano, pero que vulneraban los derechos fundamentales de los 4 acusados. Era una trama de financiación del PP en la que se habló para empezar de 2000 millones de pts. El inspector de policía que hizo su trabajo era votante del PP y al verse acusado de que “todo era un montaje” contra el PP como venganza por el caso Juan Guerra dijo que en su vida iba a votar a nadie más.

Pablo Castellanos un socialista desplazado  de la escena por Felipe, denuncia que la especulación inmobiliaria y bursátil eran la columna medular del sistema económico del partido. Entre otros destapes Castellanos destapó que el socialista Txiki Benegas y el popular Abel Matutes se habían asociado para hacer una urbanización en Formentera de más de 6.000 millones de pts. También denunció que Txiki intervino para que no cerraran una discoteca ibicenca que no cumplía la normativa. Le costó el carné de PSOE: lo echaron sin contemplaciones.

Los reyes del pelotazo, Mario Conde y Abelló, con un préstamo bancario compraron una farmacéutica, sólo 8 mil millones, y la vendieron por 56.300, ricos en una noche. De ahí el salto a Banesto, de ahí a doctor Honoris Causa y de ahí a la cárcel. Recuerdo bien este vuelo de Ícaro de Mario por determinado evento en mi vida el día de los Inocentes de 1993.

No hay que olvidar que el primer expulsado del PSOE por denunciar corrupción en las basuras de Madrid fue Alonso Puerta, en 1981.

En el camino de Aznar se cruzaron tres casos de corrupción: Jose María Peña, alcalde de Burgos, condenado a 12 años y 7 de suspensión de cargo público, había sido impuesto por Aznar como candidato en esa ciudad; Miguel Pérez Villar ex consejero en la junta de Castilla y León, inhabilitado para cargo público recibió préstamos industriales de Aznar para montar un negocio de coches. Y Naseiro.

Resultado de imagen de campos de lino

Luego vino el caso del lino, subvenciones de la U.E para este cultivo que proliferó en España de 200 ha en 1993 a 87.000 en 1998, casi todas en Soria. ¿Qué se hacía con el lino cultivado gracias a las ayudas europeas? Quemarlo, por el camino los descubridores a la caza de la subvención se habían forrado.
Fue Nicolás López de Coca y familiares, presidente del Fondo Español de garantía Agraria y otros 3 altos cargos del ministerio de Agricultura habían descubierto el maná del lino, continuación del franquismo por medios democráticos. Confusión total de lo público  y lo privado. Mejor lo público como fuente de enriquecimiento familiar, uso de la información privilegiada para amasar fortunas. Hubo notarios, diputados autonómicos   y hasta la esposa de un alto cargo de la guardia civil que descubrieron su afición agrícola de tiempo libre precisamente para cazar la subvención del lino, plantar lino y luego quemarlo.

Era ministra aquella señora que parecía monja aunque decían que era del Opus, Loyola de Palacio, defendió la honorabilidad de todos los “agricultores” a tiempo parcial que la rodeaban. La campaña electoral de 1999 estuvo envenenada por el escándalo del lino.
Todo ello no impidió a Aznar denunciar en uno de sus bestsellers las redes clientelares que se forman alrededor de los partidos.

Piqué ministro catalán del PP aprovechó su paso por el ministerio para saldar las deudas de sus empresas, el ICO compró unos terrenos a Ercros, la empresa de Piqué por valor de 7mil millones, aunque antes cuando se le pidió que con ellos saldara la deuda que tenía con la seguridad social de 4mil quinientos dijo que no daban para tanto. Me estoy mareando con tanto millón, llegan y saquean, bueno, sanean sus finanzas.

La Carolina en tiempos del PP. Este pueblo jiennense recibió casi el 25% de todos los proyectos financiados en España por los gobiernos de Aznar. Qué tiempos, cuando Ramón y Teo recibían día sí día también a los ministros. 585 millones, a un pueblo de 15.000 habitantes, el 20% de todas las ayudas a zonas necesitadas de reindustrialización. A Sevilla fueron 302 y a Vizcaya 800, a Cantabria 89. Y en 1997 el secretario de Estado de Industria reconoció mil quinientos millones de préstamos para este pueblo jiennense, ni el gordo de la Navidad. Estoy desconectada de la Carolina y no sé qué vida ha llevado tanto maná gubernamental casi 20 años después.
Hay muchas otras subvenciones de Industria a amigos personales de los pperos que vienen recogidas en acta.
La comisión parlamentaria establecida para investigar qué había hecho Piqué subvencionando amigos dio carpetazo al asunto.

Y ya la bomba final de este libro impagable es el caso Gescartera. La Presidenta de la Comisión de Valores Pilar Valiente informó de la intervención de esta sociedad en agosto de 2001, mes emblemático en que suelen salir todos las importantes decisiones gubernamentales, con España de vacaciones. Vicente Martínez Pujalte quien supongo que ya no era nume, y que supongo se ha puesto a sí mismo un guión entre Martínez y Pujalte, salió en el congreso a defender la gestión del gobierno del PP en el caso. Empezó faltando a los socialistas, con ellos el ladrón estaría al frente de la guardia civil, en clara referencia a Roldán. Así son: opusinos y ex opusinos, entre lo más granado y expresivo de este sistema corrupto entre los corruptos que nos gobierna.