COLGADO DE UN ANDAMIO



Me parece que ese pintor sale de la investigación privada que pagaron los Calvi por no estar de acuerdo con la instrucción inicial de la policía londinense que estableció suicidio. La familia estuvo 20 años pagando investigadores hasta reunir pruebas para reabrir el caso y que se fallara homicidio como así fue, en 2005 la policía de Londres envió a la fiscalía de Roma las conclusiones de la nueva investigación: “EL banquero Roberto Calvi fue estrangulado por una o dos personas con una cuerda y colgado de un andamio bajo el puente Blackfriars”.


Con respecto a la modalidad de la muerte sufrida por Calvi el juez Almerighi dice: “Hay que excluir que Calvi haya podido llegar al punto donde estaba colocada la cuerda en el andamio pasando por el lecho del río. Las aguas del Támesis entre la 1.40 y las 2.20 tenían una profundidad de al menos 3 metros.
Es por tanto inverosímil que el banquero tras haber recogido las piedras y la cuerda se haya suicidado. Tendría que haberse llenado los bolsillos de piedras para tener las manos libres, bajar por la escalera, atravesar el espacio que separaba la escalera del andamio, atravesar el andamio andando o arrastrándose hasta el punto donde estaba amarrada la cuerda, transportar y disponer la cuerda para colgarse.
El paso de la escalera metálica que va del parapeto en vertical hasta el agua del río a la parte del andamio más cercana (80 cm) es muy difícil para un hombre mayor, más bien corpulento, sin costumbre de hacer ejercicio físico, además de llevar consigo 5 kg de piedras en los pantalones y por tanto haciendo que pierda el equilibrio.

Los peritos dijeron que los zapatos de Calvi estaban dañados en el empeine y la suela, “como si hubiera caminado sobre un terreno irregular se notaban rasguños en el cuero. Estos daños se pudieron producir al andar 100 ó 200 metros, bastante rápido, sobre un terreno recubierto de piedrecillas de menos de un mm de espesor.”
Calvi hubo de ser obligado a caminar a oscuras, de noche, por el río hasta llegar a la barca que lo condujo a la muerte. Quizá le hicieron creer que la embarcación lo llevaría a un punto del Támesis navegable donde esperaba un barco preparado para salir a mar abierto. También es posible que fuera narcotizado y afeitado para quitar las huellas de las sustancias estupefacientes.
El juez Amerighi escribe: “La tesis que nos parece más verosímil es que Calvi fue llevado hasta el andamio instalado bajo el Blackfriars Brigde a bordo de una embarcación. Es impensable que Calvi haya podido pilotar una embarcación para ir a colgarse, se habría encontrado dicho barco vacío y es posible que terceras personas transportaron a la víctima designada a un punto idóneo para la supresión de un hombre.”

Carlo Calvi dice que su padre fue narcotizado quizá con cloroformo y que fue llevado a una barca como demuestran los pantalones que presentaban trozos húmedos de barro. La barca se  internó en el río. Los asesinos le pasaron una cuerda al cuello y lo colgaron al andamio.

“Pensamos que fue un estrangulamiento, dice Almerighi, realizado por los agresores de pie a espaldas de la víctima sentada en la embarcación y pillada por sorpresa, las manchas que había en la parte posterior del pantalón hablan del contacto con un soporte sucio, como los que se hallan en las barcas dedicadas al transporte fluvial. En los zapatos había pintura verde lo que también hace pensar en una barca, la pintura del andamio era amarilla. El análisis del cuerpo mostró dos rasguños bajo los pómulos, compatibles con la maniobra de aplicación de una soga al cuello por parte de terceros. Los dos arañazos simétricos y a los dos lados hacen pensar en la acción abrasiva de las uñas de dos manos en el acto en el que el nudo pasó por la cabeza de la víctima para estrecharse luego alrededor del cuello.

La misma rapidez de la acción y la brusca comprensión ejercitada sobre las carótidas dejarían a Roberto Calvi en la imposibilidad de efectuar cualquier movimiento de defensa, por lo que la disminución de irrigación sanguínea al cerebro dio lugar a una rápida pérdida de conciencia.
Una vez puesta la embarcación al lado del andamio no hubo de ser difícil considerando la altura de la marea a aquella hora anudar la cuerda y colgar el cuerpo hundiéndolo en el agua hasta las axilas de manera a ocultarlo a quien pasara por la ribera del río y dar tiempo a la huida.
El profesor Fornari, uno de los peritos que analizó la escena el crimen concluyó:”A partir de una amplia bibliografía sobre el ahorcamiento desde finales del ochocientos hasta hoy sabemos que es imposible que una persona se ahorque dejándose caer en el agua. Calvi tendría que haberse dejado caer una vez que se hubiera puesto la soga al cuello, con la posibilidad de que a pocos cm de la superficie del agua hubiera un tubo del andamio o cualquier obstáculo contra el cual hubiera chocado haciendo imposible su caída e impidiendo el suicidio.”


Comentarios

Entradas populares de este blog

LISTAS ATRASADAS DE MIEMBROS Y SIMPATIZANTES DEL OPUS Dei

REGAÑINA VATICANA

SEXO EN EL OPUS DEI, TEORÍA Y PRÁCTICA