PROYECTO EN VENEZUELA PASANDO POR PANAMÁ



A PETICIÓN DEL CARDENAL BENELLI, Inecclesia ayudaba a personas conectadas con la iglesia a invertir anónimamente en las bolsas norteamericanas. Para que Berti, el financiero venezolano llevara a cabo la operación el cliente tenía que aparecer con cartas de recomendación firmadas por autoridades eclesiásticas o  por organizaciones tipo los caballeros de Malta.
Berti le decía al cliente que transfiriera el dinero  a una cuenta de Ineclesia en Panamá. El dinero era asignado a una shell company en cuyo nombre se compraban productos financieros norteamericanos. Una vez el dinero invertido Berti entrega al cliente el certificado de accionista de una compañía panameña.
En esta tesitura Berti fue contactado por Luis Barón Mora-Figueroa jefe del Banco del Norte, rumasina entidad. LBMF era uno de los directores del holding y cuñado de RM. Luis Barón se presentó con varias cartas de recomendación procedentes del Vaticano y de otras autoridades eclesiásticas, incluyendo el secretario de Estado cardenal Casaroli y el secretario del IOR monseñor de Bonis. LB dijo al venezolano que presentaba un grupo de inversores embarcados en un proyecto a largo plazo.


Al principio Berti lo relacionó con un proyecto de un banco comercial latinoamericano mencionado por el cardenal Siri. Sólo más tarde cuando se dio carpetazo al proyecto bancario sospechó que se trataba de Paraparal el mayor proyecto inmobiliario de Venezuela. Era un proyecto que comprendía 40.000 viviendas a orillas del lago de Valencia iniciado en 1976 por el desarrollador inmobiliario Giuseppe Milone llegado de Nápoles en 1975. El coste de la operación fue estimado en 2.000 millones de $. Berti era el abogado en Caracas de Milone. Como dijo el mismo Berti no había muchos inversores paseándose con 2.000 millone en el bolsillo sin saber que hacer. Estaba la Iglesia, estaba la mafia o su versión napolitana, la camorra. Dado que Berti era el administrador del dinero de la iglesia, tenía algo que decir con repecto al primero de los posibles inversores.
LB conocía cómo se distribuía la liquidez dentro del holding rumasino. El Banco del Norte recogía los datos requeridos por el Banco de España concernientes al sector bancario del holding, también enviaba informes a las autoridades monetarias con respecto a las posiciones del grupo en cuanto a las divisas.
Berti aseguró que LB aportó los 2.000 millones a Ineclesia y prometió 200 millones más. Se siguió el procedimiento ordinario. El dinero fue transferido a diversas compañías panameñas y de allí enviado a varios brokers neoyorkinos para su inversión. El dinero propiamente dicho tardó un poco con respecto a la fecha prevista y requirió por ello hacer algunos ajustes en los plazos previstos para la inversión.

En ese tiempo Berti se entrevistó en Roma con el secretario del IOR monseñor de Bonis. Según Berti se dio cuenta de que de Bonis estaba totalmente al corriente de la transacción de LB, la familiaridad con el tema le convenció de que también el IOR tenía que ver en el asunto. Además de Bonis habría mencionado que también Roberto Calvi estaba en el ajo. Aunque luego de Bonis negó conocer a Berti y la operación Paraparal. ¿Otro san Pedro in Gallicantu?
Pero las afirmaciones de Berti tienen sentido dado que el dinero que se recibió en Panamá llegó en parte a través de la red del Ambrosiano.

Por la misma época hubo una cuasi revolución en la conferencia episcopal venezolana. Francisco de Guruceaga se hizo con la comisión de finanzas de la misma y por lo mismo con el control de Impreclero e Inecclesia. Berti contaba con 6 directivos pero GUruceaga en el más puro estilo de la santa casa pasó por encima de todos ellos y en febrero de 1983 se autonominó presidente de ambas compañías en un procedimiento que Berti consideró ilegal. Berti se negó a darle los libros de cuentas, en respuesta y en un alarde de la santificación de los manejos financieros eclesiásticos acusó a Berti de malversar 50 millones del fondo de pensiones clerical.

Asumir el control de las dos compañías es coherente con el modus operandi OD consistente en hacerse con las finanzas de la iglesia donde y como se pueda. Se dice que lo mismo hicieron en tiempos de Pinochet según art. aparecido en latin america Report el 14 de junio de 1977.
Pero lo que chocó a Berti fueron las tácticas: “OD se mostró sin escrúpulos y sin moral en su campaña para quitarme de en medio. Intentaron destruirme. Durante 8 meses usaron la radio, la tele y los periódicos orquestando una campaña de mentiras y odio imposible de contrarrestar.”

¿Qué te creías?

Comentarios

Anónimo ha dicho que…


https://infovaticana.com/2017/05/26/numero-2-bachelet-miembro-del-opus-dei-apoyo-la-despenalizacion-del-aborto-chile/
Anónimo ha dicho que…
Si en esas operaciones financieras en Venezuela estaba Benelli, el gran enemigo del Opus, parece que este buscó introducirse en ellas. Algún tipo de trampa le tenderían a Benelli.

En internet no encuentro apenas información sobre Berti.

Entradas populares de este blog

LISTAS ATRASADAS DE MIEMBROS Y SIMPATIZANTES DEL OPUS Dei

REGAÑINA VATICANA

CRISIS SUCESORIA