EXPLOTAR LA RELIGIÓN



Tras el asesinato de dos monjas españolas en Argelia el papa declaró: “Siento que es mi deber recordar a todos los hombres de buena voluntad que una auténtica solución sólo puede alcanzarse distanciándose del abismo de la violencia, sólo siguiendo la vía del diálogo…”



Pero el papa tocó fondo en sus propósitos dialogantes cuando en Cruzando el umbral de la esperanza que el Islam no era una religión salvadora…que menciona a Jesús pero solo como profeta que prepara el advenimiento del último Profeta. Al afirmar su intención para el Jubileo del Milenio de la redención de llevar el misterio de la salvación cristiana a toda la humanidad, para purificar el mundo a través una conversión cristiana, estaba enviado el mensaje contrario al Islam de que no pretendía poner su visión de la salvación, su creencia religiosa genuina, al mismo nivel que las enseñanzas del Corán, que demandan total sumisión a la Palabra de Alá, como había interpretado el Profeta.
Imagen relacionada
Agustinas recoletas en Argelia

Un año después de las llamadas por separado de Juan Pablo II y de Turabi al diálogo entre las religiones, la guerra santa había llegado a Croacia, Francia y Alemania por medios de bombas y amenazas terroristas.  El grupo Armado Islámico, ilegal en Argelia, se vanagloriaba en Internet desde una dirección localizada en San Diego, California, de haber llevado con fuerza y orgullo la Yihad al corazón de Francia y a sus principales ciudades. Prometían molestar, quitar el sueño y reconquistar Francia para el Islam.
¿Mensaje de la CIA?

 Resultado de imagen de jean louis debré





El ministro del interior Jean Louis Debré declaró a la sazón: “estamos en guerra”. 8 ataques con bomba habían provocado miedo y sospecha en todo el país. “es la guerra de los tiempos modernos, el gobierno dice y está determinado  a ganar esta guerra sin hacer concesiones.”

Cuando la policía alemana desarticuló una red islamista arrestando a 9 personas, Abdelkhadar Sahraoui, supuestamente hombre de negocios argelino pacífico que vivía en el exilio advirtió en la tv alemana: “Si vemos que sois neocolonialistas, que no buscáis partenariado sino dominio del Mediterráneo, lucharemos contra vosotros.”

O ni el Papa ni Turabi se habían escuchado mutuamente cuando cada uno por su lado llamó al diálogo o les faltó sinceridad. Por su parte los iraníes sentían que no necesitaban diálogo ninguno a pesar de su alianza oportunista con el Vaticano en la conferencia de la ONU sobre Población de 1994. Los iraníes tenían una manera más sincera y directa de decir las cosas: “La cristiandad está perdiendo su espiritualidad divina y religiosa, se convierte en un movimiento árido e inútil.” El ayatollah Ahmed Jannati, segundo líder religioso del país, hizo esta declaración reflejando así la actitud radical que predominaba en su país. “La cristiandad ha creado un poder central en la persona del Papa, al que todos los católicos están obligados a obedecer. Con este sistema han mantenido en vida un cadáver, mientras que el Islam posee mucha más espiritualidad y profundidad, con mucha más capacidad para dirigir el mundo”. Además no dejó de señalar que no se puede dialogar con un cadáver.

Con su inflexible dogmatismo, “Opus Dei” consiguió ganar fama entre todos sus admiradores por haber hecho revivir la Iglesia y consiguió la acusación por parte de sus no admiradores de polarizar la Iglesia. Muchos católicos por su parte no están interesados en las batallas curiales por el poder entre conservadores y progresistas, o entre el partido de Roma y los defensores de la Ostpolitik. Quieren rezar en paz y con fe en el papa. Pero conforme se acercaba el fin del segundo milenio y el correspondiente jubileo este empeño era cada vez más complicado. El inteligente o astuto y obstinado plan de trabajo de los secretos guerreros papales corría el riesgo de polarizar las religiones. Turabi se dio cuenta de ello y lo puso de manifiesto:

“El renacimiento islámico ha recordado a algunos cristianos que se habían olvidado de su religión y que tenían que redefinirse a sí mismos frente a este nuevo fenómeno. Dicen que son cristianos, aunque no necesariamente muy religiosos. Pero el peligro es que algunos pueden intentar explotar la religión…en su propio interés económico y político, e intentar movilizar a la cristiandad en general contra el renacimiento del Islam. Por eso pienso que necesitamos comunicarnos.” (Conferencia de prensa de Hassan al Turabi, en Khartum, 8-10 octubre 1994)

Comentarios

Entradas populares de este blog

LISTAS ATRASADAS DE MIEMBROS Y SIMPATIZANTES DEL OPUS Dei

REGAÑINA VATICANA

CRISIS SUCESORIA