TORMENTA 2



Hablando de Serbia y voy y me encuentro en estos días a la única serbia que he visto de cerca en mi vida. 
sí yo también me he dado cuenta de que las guerras las atizan y organizan quien tiene mucho que ganar con ellas, luego al pueblo nos ofrecen el espectáculo de la miseria que ellos mismos han creado y no voy a incitar a la rebelión contra los muy demócratas y ejemplares ad intra al tiempo que van organizando jarana y muerte, eso sí, bien lejos de Massachussets.
Ya me he enterado del 11S una patraña total, hace falta estar más que loco para organizar semejante carnicería, pero por lo visto los aviones de pasajeros no se dirigen a un blanco como quien tira un dardo, los aviones necesitan señales desde tierra, y un piloto inexperto no puede coger un chisme de esos como quien coge el patinete de su hermano pequeño. Desde luego está claro que nadie vió ni ha visto fotos del avión estrellado contra el pentágono. Aparte de la violación del espacio aéreo que entra una mosca y al minuto tiene dos cazas escoltándola. Fue un golpe de Estado en toda regla. Pero no me quiero desviar hasta agotar el tema Yugoslavia.
Si no fuera porque hay vidas y sufrimiento en juego diríamos tranquilamente que son como niños con sus juguetes tecnológicos.

HACÍA 4 años que los serbios habían creado en territorio croata la república autónoma Srpska Krajina. Como parte de la gran Serbia sus habitantes creían contar con el apoyo incondicional de Belgrado. El ataque conjunto de Bihac por los serbio bosnios y los serbios de Krajina fue la excusa perfecta para que el general croata Bobetko iniciara la operación TORMENTA. Su ejército equipado por los americanos lanzó el ataque contra Krajina. En 84 horas la capital Knin cayó y se terminó el asedio de Bihac.
Mientras la máquina de guerra croata se desplazaba por Krajina, un ataque de mortero supuestamente de los serbios contra Sarajevo mató 37 civiles y provocó la inmediata reacción de la OTAN: en dos semanas 3.500 bombas, dos tercios de las cuales se lanzaron desde aviones americanos, destruyeron 100 objetivos estratégicos de los serbios. No pudieron contaatacar. En pocos días habían perdido más de 3000 km cuadrados de territorio y las carreteras de Serbia estaban bloqueadas con más de 60.000 refugiados. Las tropas de Bobetko estaban a una distancia de Banja Lunkca cuando anunciaron el cese unilateral de lashostilidades. Belgrado no se movió.

La coincidencia de la guerra relámpago lanzada por los croatas y el bombardeo de la OTAN obligó a los serbios a admitir la derrota. El Osservatore Romano describió los raids de la OTAN como una llamada de atención a los psicópatas de Pale, dirigida a “restaurar la paz en el martirizado pueblo de Bosnia”. Según l’Osservatore las bombas no eran un acto de guerra, sino que demostraban la determinación en la protección de los derechos de esos pueblos, los desgraciados bosnios –croatas, serbios y musulmanes- y todos los otros grupos étnicos arrastrados en la locura de una guerra larga y feroz.
 Resultado de imagen de Kuharic de Zagreb
El cardenal Kuharic de Zagreb denominó a la operación Tormenta como una acción legítima de Croacia para liberar su propio territorio. Cuando señaló que la ocupación rebelde de Krajina había sido ilegal, que Knin había rechazado la oferta de Tudjman para negociar, haciendo de la acción militar el necesario y último recurso, y que la co munidad internacional era incapaz de proteger a las víctimas de la agresión serbia, estaba recitando las cuatro condiciones de la guerra justa del nuevo Catecismo de la Iglesia católica.

Todavía más importante fue el hecho de que la operación TORMENTA cortocircuitó momentáneamente la llamada del Islam radical a la Yihad lanzada tras la caída de Sbrenica. El ministro de exteriores iraní Ali Akbar Velayati había defendido en una reunión privada la ayuda militar a los musulmanes de Bosnia, forzando a naciones más moderadas como Turquía, Egipto, Malasia y Jordania cuyas tropas formaban parte del contingente humanitario de la ONU, a que apoyaran al gobierno bosnio abiertamente y no dejaran a los iranis con la carga de defender ellos solos al Islam.

Confiada en su potencia militar Croacia estaba decidida a ejercer una influencia moderada sobre su vecina Bosnia, y su gobierno dejó claro que no toleraría la importación de extremistas islámicos. Para entonces un par de brigadas de bosnios no musulmanes, alrededor de 4000 soldados calificados por los americanos como terroristas, estaban operando en paralelo a las fuerzas gubernamentales bosnias.

Aunque los acuerdos de paz de Dayton que siguieron a la derrota serbia hacían una llamada a todos los combatientes internacionales a salir de Bosnia, los militares americanos reconocieron que había pocas posibilidades de que hicieran caso, incluso a pesar de las afirmaciones de Bosnia de que en 30 días estarían todos fuera del país. Un asesor americano afirmó: “Esta gente es mala, hay que controlarla”

Según un periódico de Sarajevo un puñado de voluntarios habían marchado a Chechenia donde la guerra contra Rusia había estallado de nuevo. Pero muchos otros se escondieron en las montañas nevadas de Herzegovina para preparar el siguiente ataque. Eran conscientes de que los acuerdos de Dayton de 1995 habían consagrado de hecho la partición de Bosnia y no lo podían consentir, era una traición.

Resultado de imagen de refugiados bosnios
refugiados bosnios
Los instructores en el “destacamento de los mártires” campo de entrenamiento en Bosnia central según un informe enviado a la central de Teherán que fue interceptado, enseñaban a sus reclutas europeos que estaban comprometidos en una Yihad para defender el Islam y sus sagrados principios contra una loca y cruel cruzada occidental. Para estos buscadores del martirio la décima cruzada estaba en marcha. Una bandera croata ondeaba en Bosnia occidental, se usaba la moneda croata no el dinar bosnio, los habitantes eran considerados croatas y Medjugorje quedaba así en el campo controlado por el ejército católico aparentemente asistido por OD.

Zagreb demostró su determinación para impedir la importación de extremististas islámicos cuando en septiembre de 1995 arrestó a Sheik Tala’t Fouad Qassem, un líder en el exilio de la organización terrorista Gama’a al-Islamiya. Sheickh Tala había sido lo suficientmente inconsciente para cruzar Croacia de paso hacia Sarajevo con el objetivo de ofrecer voluntarios mujaidines a los bosnios. Los croatas dijeron que los habían expulsado pero tanto él como su guardaespaldas desaparecieron sin dejar rastro.

Días después Gama’a hizo explotar un coche bomba en Rijeka, con el resultado de un muerto y 29 heridos. Un mensaje enviado a Reuters por la organización reivindicaba el atentado como el primer ataque terrorista contra los intereses croatas. “Esta histórica operación se hace para asegurar a los croatas que el destino de Tala’at Fouad Qassem no quedará sin que ríos de sangre rieguen los intereses internos y externos de Croacia.
 Resultado de imagen de Sheikh Anwar Shaaban
Un mes más tarde los croatas respondieron a la amenaza de Gama’a interceptando y matando al Emir de los mujaidines, Sheik Anwar Shaaban, y otros 4 musulmanes voluntarios del tercer cuerpo el ejército bosnio. El odio y el miedo provocados condujeron a la observación de que incluso con 60.000 hombres de los cascos azules vigilando que se cumplieran los acuerdos de Dayton seguiría sin haber paz en Bosnia durante bastante tiempo.
La calma antes de la tormenta del siguiente combate permitió un respiro a los guerreros del Papa para dirigir su atención a otra parte.


Comentarios

Caridad Toda ha dicho que…
https://lascloacasdelsistema.wordpress.com/2017/07/26/caso-bar-espana-carta-de-un-nino-violado-a-francisco-camps/

Entradas populares de este blog

LISTAS ATRASADAS DE MIEMBROS Y SIMPATIZANTES DEL OPUS Dei

REGAÑINA VATICANA

MENDACIDAD