HONRADEZ VS. SANTIDAD

Retazos de historia. Nos quejamos de que se calla sobre el OD pero se callan muchas otras cosas de interés general, para saber de qué estamos hablando cuando hablamos de política en España. De acceso al poder.

 Se necesitan santos, dice un comentarista en el post anterior
A tenor de lo que está saliendo en estos meses, con que tuviéramos gente honrada en España sería suficiente, nos podríamos dar con un canto en los dientes. Basura y más basura. Da la impresión de que el problema es estructural y cultural. Todos han robado. Como se suele decir, perdón por la vulgaridad sugerida, "m......el último". Cuando todos han robado como se está demostrando, el que está ahí en medio y no lo hace pasa por tonto, para no decir más palabras malsonantes. En nuestro país por desgracia y con dolor lo digo, el que tiene un cargo público y no se aprovecha para afanar en el sentido que sea, no se considera una persona honrada. Es tonto del bote. Total si tú no robas o no te corrompes de cualquier manera otro lo hará. Y no me estoy refiriendo sólo a las noticias del telediario. Lo llevamos en los genes sociales o como se llame, si puedes te aprovechas. Si no te aprovechas al menos lame la bota del susodicho. Es así y no se puede cambiar. Es lo que en general y de tejas abajo cuando nos encontramos con injusticias pensamos los españoles. Pues vale.
Luego diremos que los ladrones son un tanto por ciento muy bajo de los políticos o de los empresarios. Pues no estoy de acuerdo, porque las cosas se saben y no se denuncian. Se mira para otro lado. Con tal de no meterse en problemáticas.
En general no vemos más allá de nuestras narices.
No es lo mismo robar que mirar para otro lado, pero cada cual tiene su parte de responsabilidad.
Nos la sacudimos muy alegre y fácilmente.


Otra muestra más de que por morirse Franco poner un rey y votar una constitución, no se pasa a un régimen de ciudadanos conscientes de sus libertades y de sus deberes cívicos.
La connivencia constructoras, grandes empresarios, banqueros con la política es nacional. Y viene de lejos.
Tenemos modos de funcionar que huelen a naftalina. A un régimen corrupto donde había que buscarse el padrino le ha seguido otro bastante parecido, con libertades formales, constitución, votaciones, pero la cultura, los apellidos de los que mandan y los modos y maneras de funcionar de una sociedad, sobre todo cerca del poder, no han cambiado. A la marea de basura que nos inunda me remito.

Por lo demás los ex Opus deberían de ser más valientes. Al fin y al cabo ser estafado por el Opus Dei es una modalidad más de un deporte nacional. A tenor de todos los sufrientes españolitos de a pie que han sido engañados por x, y, z...somos un "grupo más" de estafados. Parece que nadie se libra, o estafador o estafado. Si eres mayor te quitan tus ahorros con el "conque" de las preferentes, si estás en paro hay gente que ofrece trabajos que son mentira y se queda con lo que le des por la gestión, si eres joven te pasas la vida estudiando para irte al extranjero a malvivir de un mal trabajo. Suma y sigue. Ya digo: somos "unos más". Padres españoles típicos que piensan que por pagar un colegio de élite y confiar a sus vástagos al Opus Dei, estos profesores harán lo que ellos no son capaces de hacer.  Y se encuentran al cabo del tiempo con el pastel de la vocación in aeternum.



Volviendo al que me dice que la humanidad necesita santos como Madre Teresa, te daré la razón es una alegría encontrarse gentes como ella. No abundan,  y si hay alguno/a similar a la monja de Calcuta es machacado/a, los seres humanos somos muy desagradecidos con quien hace el bien por el bien mismo y con quien lo da todo.

Hacen falta santos de todas clases, no sólo como Madre Teresa. Pero yo estoy harta de los arrebatos místicos a los que tan aficionados somos en nuestro catolicismo hispano, que parece que no va a quedar cielo para otra nacionalidad sobre la tierra.
Y luego en la vida ordinaria, producimos algunos místicos (sta. Teresa y s. Juan de la Cruz), y mucho listo (todos los últimos santos fundadores canonizados en vida  y otros iluminati, gracias por el link, que confirma este antiguo escrito)

Un santo no es un tipo muy inteligente. Sino un tipo que hace el bien bastante más allá de su propio interés, con generosidad desmadrada.

Debo decir que he encontrado más personas generosas por estas latitudes que por otras. Seguro que en todas partes hay de todo, pero desgraciadamente en Pamplona no topé con las gentes sencillas de buen corazón que están dispuesta a compartirlo todo como las he encontrado en Andalucía. No digo que no las haya, sólo que tuve la mala suerte de no dar con ellas.
Ahora bien, gentes del Opus Dei y ex del Opus Dei, a paletadas en mi tierra. Todo muy bien llevado. En silencio, del Opus Dei hay que hablar o bien o no hablar.

Y la gente buena de verdad pasa por lela. Hay que ser malo para ser listo. Así de inteligentes somos los españoles. Descomunal inteligencia que nos lleva a lo alto de todas las listas de las más interesantes clasificaciones que no voy a recordar.



Con respecto a madre Teresa, no dudo de que su modo de vida sobrio en comer, vestir, vivir y sacrificarse salía en ella de dentro de su propia personalidad, de lo más hondo. Me pregunto porqué es difícil generalizar esas reglas ascéticas difíciles a una comunidad, y porqué es más fácil vivir de ese modo en solitario que en una sociedad. Tengo la impresión de que cuando se intenta generalizar modos de vida que tienen que salir de dentro, se cae pronto en la hipocresía y la doble moral, las mentiras. No digo que todas las órdenes monásticas caigan en eso, pero llevo tiempo preguntándome qué pasa en los monasterios y conventos cristianos.

El modo de vida de renuncia y ejemplo de desprendimiento de lo material era corriente entre filósofos de la antigüedad. Fue copiado por algunos de los primeros cristianos que se iban al desierto a una vida de sacrificio. Poco a poco surgen las comunidades o monasterios, y no paro de darle vueltas a que la cosa va a peor cuando la gente se junta. O al menos tiende a ir a peor.

Lo del Opus Dei de colocarle una vocación al celibato a cualquier niña mona, no tonta y con "pelas" que pasa por la puerta ya es una degeneración total. Esas cosas no son ni serán nunca "democráticas", son modos de vida muy especiales a los que una persona tiene que entregarse tras madura reflexión. Al menos hoy por hoy en el avanzado estado de civilización tecnológica de nuestras sociedades.  Las vocaciones religiosas no pueden surgir como en la época de mi padre.

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
Valencia y la Consejería del señor Cotino. Me ahorro los comentarios.

http://www.elmundo.es/comunidad-valenciana/2014/10/24/544945e622601dd3318b4579.html
Anónimo ha dicho que…
Vi un documental sobre Madre Teresa y cuando entraban todas las monjas en la capilla se sentaba entre ellas y como una mas, en el suelo.
Me impactó.
Anónimo ha dicho que…
Necesitamos santos así, dije, pensando en madre Teresa. Quise decir, precisamente, lo que tu expresas muy bien: no gente excepcional e iluminada o fanática, sino sencillamente honrada y generosa.Por cierto que ni me acordaba de que ya es beata y hasta en eso y por eso me parece santa, porque no necesita propaganda y se hace olvidar. Tan santa que se me olvido su "santidad" oficial. Tu blog me informa e ilustra mucho y te lo agradezco aunque entiendo que no te basta. Saludos de Alberto

Entradas populares de este blog

LISTAS ATRASADAS DE MIEMBROS Y SIMPATIZANTES DEL OPUS Dei

REGAÑINA VATICANA

MENDACIDAD